viernes 4/12/20

La Marina sufre el aumento de ruido y suciedad por el tráfico rodado

Las cristaleras que le dan imagen a la ciudad se resienten estos días del aumento de tráfico rodado en la zona al permanecer cortado el túnel de María Pita. El presidente de la Federación de Vecinos Salvador de Madariaga, Juan Chas, afirma que los residentes ven muy positivas las obras, pero que el ruido, la suciedad y las dificultades de movilidad son una constante, algo que esperaban aunque no por eso “la repercusión es menos fuerte”.

Medidas adoptadas por la Policía Local en   el corte del túnel de María Pita - Foto de archivo
Medidas adoptadas por la Policía Local en el corte del túnel de María Pita - Foto de archivo

Las cristaleras que le dan imagen a la ciudad se resienten estos días del aumento de tráfico rodado en la zona al permanecer cortado el túnel de María Pita. El presidente de la Federación de Vecinos Salvador de Madariaga, Juan Chas, afirma que los residentes ven muy positivas las obras, pero que el ruido, la suciedad y las dificultades de movilidad son una constante, algo que esperaban aunque no por eso “la repercusión es menos fuerte”.
El hecho de que hayan levantado la mediana de la avenida de Montoto y prohibido el aparcamiento deriva, según el representante, en una circulación más fluída que se traduce en más vibraciones para los que ocupan uno de esos pisos con vistas al puerto: “A nivel de aislamiento estas casas no están preparadas para tanta intensidad”. Con todo y eso, comulgan con el proyecto que le dará a la ciudad un lugar de esparcimiento.
Chas cree que la inversión viene el momento más adecuado porque “la mayoría de los fondos proceden de la Xunta y de Fomento” y “prefiero que se destinen a la ciudad y no a Vigo” y “a Galicia y no a Cataluña”.
Por su parte, la Asociación Zona Comercial Obelisco también se encuentra conforme con el nuevo trazado, donde los padres tendrán espacios para que sus niños jueguen y se podrán sentar sin tener que consumir. Su portavoz, Antonio Amor, recuerda que hasta ahora no había un rincón para el dencanso, “salvo el jardín de arena al que muchos papás no querían ir por no mancharse de arena”.
Añade que los perjuicios que provocan las obras se verán compensados con la apertura de “ese salón de estar” que será O Parrote, “todo un solarium para estar con los chavales jugando”. A cambio, el representante recuerda que se acabó el “momento recado” cuando los conductores dejaban un momento el coche mal aparcado sobre el adoquín de La Marina para hacer una compra rápida o tomar un café.
Es por eso que están negociando con el Ayuntamiento la posibilidad de aumentar con O Parrote el circuito de párkings gratuitos para aquellos que compren en el Obelisco: “Es una cuestión de logística. El párking todavía está aterrizando”, pero Amor cuenta con que los clientes puedan canjear sus tickets. n

Comentarios