jueves 02.04.2020

Las mareas vivas no dejan sin tarde de playa a los bañistas de Riazor y Orzán

La pleamar hizo que el agua subiese más de dos metros aunque las olas no llegaron al Paseo Marítimo
A pesar del poco espacio de arena, fueron muchos los que decidieron disfrutar del día de playa | patricia g. fraga
A pesar del poco espacio de arena, fueron muchos los que decidieron disfrutar del día de playa | patricia g. fraga

A pesar de las recomendaciones tanto por parte del Ayuntamiento como de los efectivos de seguridad en relación a las mareas vivas propias de este año, las playas de Riazor y Orzán albergaron ayer a muchos coruñeses que quisieron aprovechar el sol de la tarde para poner su sombrilla y toalla en la arena.


Minutos antes de las 18.00 horas tuvo lugar la pleamar con una subida de 2,2 metros, aunque la bandera que ondeaba en las playas en relación a las condiciones de baño era la amarilla.


Así, tal y como preveía el Consistorio, “os areais estarán comidos polo mar pero non haberá risco de que cheguen ao Paseo Marítimo” por lo que, aunque el espacio de arena mojada ganaba terreno al de seca, la estampa que dejaban ayer las playas coruñesas no desentonaba con cualquiera de la época estival. Es habitual que, a pesar de las restricciones, haya siempre quien desoye las recomendaciones y decide arriesgarse.


Con todo, desde los servicios de emergencias recuerdan que es muy importante prestar atención a las indicaciones de los socorristas y la megafonía en estos casos y, en caso de emergencia, llamar al 112.

Comentarios