sábado 28/11/20

La Marea tendrá en julio la recogida de basuras y la limpieza viaria sin contrato

El Gobierno municipal tendrá el próximo mes tanto la recogida de basuras como la limpieza viaria sin contrato ya que este segundo finaliza al término del mes actual.

El contrato de recogida de basuras finalizó en enero del año pasado y ahora se están redactando los pliegos del nuevo | pedro puig
El contrato de recogida de basuras finalizó en enero del año pasado y ahora se están redactando los pliegos del nuevo | pedro puig

El Gobierno municipal tendrá el próximo mes tanto la recogida de basuras como la limpieza viaria sin contrato ya que este segundo finaliza al término del mes actual.
El primero de ellos concluyó en enero del año pasado y todavía no se ha licitado uno nuevo, mientras que el segundo concluirá también sin que se haya sacado a concurso el siguiente y después de haberlo prorrogado durante seis meses ya que su fecha de finalización inicial era hace seis meses.
De esta manera los dos principales contratos del Gobierno local se estarán ejerciendo sin estar vigentes. El de recogida de basuras tiene un coste anual de unos 10,2 millones de euros, mientras que el de limpieza viaria es todavía más elevado y se va hasta casi 10,5 millones.
El contrato de recogida de basuras finalizó en enero del año pasado y después de medio siglo de vigencia. A pesar de que el actual equipo de gobierno llevaba en María Pita un año y medio antes de que terminase, no se puso en marcha la licitación de un nuevo contrato, algo que 18 meses después de su conclusión todavía no se ha producido.
En este tiempo se han dado pasos para ello y se espera que en el mejor de los casos salga a concurso antes de que acabe junio, aunque fuentes cercanas a la negociación consideran que lo más probable es que lo haga ya durante el próximo mes. Ahora los pliegos del nuevo contrato se encuentran en manos de la asesoría jurídica municipal, quien está analizando los documentos después de que la Concejalía de Medio Ambiente aceptase las alegaciones presentadas por el Sindicato de Trabajadores de la Limpieza (STL) y que hacían referencia principalmente a aspectos relacionados con los horarios y las jornadas de trabajo. Esto se produce después de que el Ayuntamiento pagase 93.000 euros a una empresa para redactar los pliegos.
Las previsiones apuntan a que el proceso de licitación durará unos seis meses, por lo que se espera que pueda entrar a vigor a principios del próximo año. El nuevo contrato será más cuantioso que el actual ya que añadirá diversas modificaciones como por ejemplo la inclusión de los contenedores, que hasta ahora estaban regulados por otro contrato.

Desafío
El contrato de limpieza viaria supondrá otro desafío para el Gobierno local, que ya realizó una prórroga de seis meses que concluye al término de este mes. De esta manera, la Marea tendrá que afrontar el reto de renovar los dos contratos más cuantiosos de entre todos los que tiene la administración municipal.
Ese será el objetivo, aunque con la celebración de las elecciones municipales dentro de un año puede que el nuevo contrato de limpieza viaria no esté disponible hasta después de los comicios. Por el momento desde María Pita no se ha informado del estado de la nueva licitación.
La finalización del contrato de limpieza viaria supondrá que el pago de las facturas mensuales tengan que ser autorizadas por el alcalde después de que el interventor municipal exprese sus reparos sobre ello.
Esta situación se produce con el contrato de recogida de basuras desde enero del año pasado, por lo que el regidor debe autorizar el pago de alrededor de 848.000 euros cada mes a la empresa después de la advertencia desde la intervención municipal.
La concejala María García aseguró cuando comenzó el período de exposición pública del contrato de recogida de basuras que se trata de “un tema dos máis importantes do mandato”. Esto contrasta con el año y medio de retraso que acumula la licitación del nuevo.

Comentarios