martes 27/10/20

La Marea se reunirá la próxima semana con los empleados del servicio de recogida de basura

El Gobierno local de la Marea acepta mantener un encuentro con representantes del Sindicato dos Traballadores da Limpeza (STL) como se le solicitó en diversas ocasiones.

El Gobierno local de la Marea acepta mantener un encuentro con representantes del Sindicato dos Traballadores da Limpeza (STL) como se le solicitó en diversas ocasiones.
El encuentro, cuya fecha no ha sido todavía fijada, tiene como objetivo principal abordar el nuevo contrato de la basura, licitación a la que los empleados del servicio presentaron un recurso.
El secretario xeral de STL, Miguel Ángel Sánchez Fuentes, indicó ayer que acudirán a la reunión pero si esta tiene lugar antes del día 5 de septiembre, jornada en la que las distintas empresas interesadas en el concurso presentarán propuestas.
“Entendemos imprescindible que esta se mantenga antes de la presentación de ofertas, puesto que mantenerla después carecería de sentido para esta problemática”, apunta Sánchez, a través de un comunicado.
La decisión del Gobierno local de aceptar encontrarse con miembros del sindicato se adopta tras haberse solicitado tres veces. La última tuvo lugar el viernes. Las anteriores fueron el 2 y el 21 también de este mes de agosto.

Centro de trabajo
La pasada semana el sindicato anunciaba la presentación de un recurso de impugnación ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ya que consideraba que el Gobierno local “de forma unilateral y, en muchos casos, favoreciendo los criterios de empresas que concursan a esa licitación, introdujo cambios sustanciales con respecto a los borradores que se habían negociado con nosotros” y ponían como ejemplo la posibilidad de emplazar el centro de trabajo en otros ayuntamientos “contraviniendo al propio convenio colectivo de aplicación”.
Asimismo, el STL aseguraba que era consciente de las reuniones mantenidas por el Gobierno municipal con sindicatos, empresas que pretenden optar a la concesión, asociaciones de vecinos o particulares, quienes plantearon alegaciones al borrador del pliego y que fueron admitidas. Por ese motivo, una de sus críticas se centra en que estos aspectos no le fueron transmitidos antes de sacar a licitación el contrato a pesar de que forman parte de la mesa del trabajo junto a los representantes municipales. l

Comentarios