sábado 26/9/20

La Marea se reserva el 67% del presupuesto para los salarios de los concejales

Los principales partidos de la oposición en el Ayuntamiento coruñés, el PP y el PSOE, han presentado propuestas coincidentes para la organización.

Los principales partidos de la oposición en el Ayuntamiento coruñés, el PP y el PSOE, han presentado propuestas coincidentes para la organización del Consistorio. Partiendo de la base de la proporcionalidad –tanto de representación de los grupos en los órganos de gobierno como de recursos para cada uno de ellos–, apuestan por un planteamiento que prima además el control del gasto. La Marea, por su parte, se reserva el 67% del presupuesto para los salarios de los concejales y el 84,5% para los de asesores.
PP y PSOE plantean que en todos los órganos de gobierno, retribuciones y asignaciones se respete el principio de reparto proporcional según el resultado electoral, al no tener un gobierno en mayoría, con posibilidad de primar y reforzar a la Marea por su condición de Gobierno. Son partidarios de dotar a este de todos los medios que necesite pero también de que la oposición disponga de los recursos necesarios para poder ejercer su labor en este nuevo escenario.

pluralidad
Con el respeto a la pluralidad política que garantice que la mayoría social está reflejada, proponen la presencia de las distintas fuerzas políticas en los organismos colegiados y en las empresas públicas con una proporcionalidad semejante a la de la corporación municipal: así, como ejemplo, tanto en Emalcsa como en la Fundación Emalcsa el PP tendrían 4 representantes, otros tantos la Marea (incluida la presidencia), 2 el PSOE y 1 el BNG.
Este mismo criterio se utilizaría para la EDAR de Bens, los Consorcios de la Música y de Turismo, la Fundación Luis Seoane, el IMCE y cualquier organismo que puedan surgir a lo largo del mandato.
 Populares y socialistas plantean un número y temática de comisiones ajustados al trabajo y el flujo de información del Gobierno a los grupos y que los asuntos puedan ser debatidos en profundidad por los partidos en su condición de representantes de los ciudadanos. Además proponen alguna comisión temporal que permita la tramitación de asuntos que tienen relevancia –y urgencia– para mejorar el funcionamiento del Ayuntamiento. En cada comisión participaría un concejal, con voto ponderado.
La creación de una Junta de Portavoces y de un Portal de Transparencia son otros de los puntos comunes de populares y socialistas, que difieren en el horario de los plenos. Los primeros consideran que al no conocerse el coste de celebrarlos por la tarde, que van a ser retransmitidos en streaming y para facilitar la labor de los medios de comunicación lo mejor es que se mantenga en horario de mañana y, en último caso, a las 17.00 horas. Esa es precisamente la hora que elige el PSOE para la celebración.

retribuciones
En lo referente a las cuestiones económicas y los recursos humanos, el PP propone que en las dedicaciones exclusivas haya un reparto proporcional a la representación del pleno; esto es 5 para el PP, 5 para la Marea, 3 para el PSOE y 0,5 para el BNG. Reparto que podría renegociarse en función de las necesidades de cada grupo.
El PSOE, por su parte, incide en un mayor control sobre el gasto con una reducción de la asignación económica para la corporación municipal. Así, su propuesta supone una notable reducción en el número de asesores, dejándolo en menos de la mitad de las contrataciones previstas por la Marea, pasando de los 21 asesores que propone el alcalde a los 11 del PSOE.
De igual forma, incluye en su propuesta la supresión total de las asignaciones por asistencia a plenos y a comisiones, de tal forma que ningún edil cobraría por asistir a plenos o a las comisiones informativas. En el planteamiento del equipo de gobierno, que asume una propuesta del BNG, las asignaciones se reducen, pero no se eliminan.
Manteniendo las cantidades máximas anunciadas para alcalde y concejales del Gobierno (40.000 y 35.000 euros, respectivamente), el PSOE quiere que las retribuciones de las Direcciones de Área estén por debajo de los 35.000 euros brutos anuales y que las dotaciones para los grupos sean de 500 euros por concejal al mes.
El Partido Socialista considera que con su plan se garantiza un ahorro mayor al planteado por la Marea, dejando el gasto de la corporación por debajo del millón de euros (983.500 euros), mientras que la propuesta del alcalde supera esta cantidad (1.096.500 euros).

Comentarios