jueves 22/10/20

La Marea pide a la Xunta que apoye el carril bus a cambio de acelerar la llegada del transporte interurbano

La Concejalía de Movilidad, encabezada por Daniel Díaz Grandío, pretende comenzar los tan demorados cambios en las líneas de bus este mismo verano y para ello, según fuentes de la Xunta, ha solicitado al Gobierno autonómico

El delegado territorial, Ovidio Rodeiro, visitó las obras de la parada de la plaza de Ourense
El delegado territorial, Ovidio Rodeiro, visitó las obras de la parada de la plaza de Ourense

La Concejalía de Movilidad, encabezada por Daniel Díaz Grandío, pretende comenzar los tan demorados cambios en las líneas de bus este mismo verano y para ello, según fuentes de la Xunta, ha solicitado al Gobierno autonómico que le apoye en sus primeros pasos, que incluyen eliminar algunas de las líneas que discurren por Linares Rivas y la instalación del carril bus en Juan Flórez. Ambas actuaciones serán polémicas, por eso el Ayuntamiento espera que la Consellería de Infraestruturas les apoye a cambio de permitir que el bus interurbano comience a penetrar en la ciudad en agosto y no con la llegada del curso escolar, como pretendía el Gobierno de la Marea Atlántica..
En un principio, la reunión de ayer tenía como objetivo dirimir aspectos de las obras de las paradas de bus en la plaza de Ourense y la de Entrejardines entre los técnicos de ambas administraciones pero, según la Consellería de Infraestruturas, pronto degeneró en un regateo. El Gobierno local ofrecía ceder en algunos puntos del plan de accesibilidad interurbano a cambio de un apoyo similar por parte de la Xunta en el transporte urbano. Quid pro quo. Eso es por lo menos, lo que entendieron desde la Xunta.
Desde otro punto de vista, se trata simplemente de coordinar los cambios en el bus interurbano con los del urbano, aunque en un principio, el Ayuntamiento hubiera negado que podrían verse afectados mutuamente. Ahora considera que si se despejara Linares Rivas de buses urbanos, se aligeraría el tráfico para que los grandes transportes llegados del área pudieran circular con más fluidez. De igual manera al interurbano le beneficiaría el carril bus en la calle de Juan Canalejo, dado que parte de los buses provenientes de Arteixo se dirigirán hacia el centro por esa ruta.
 

Fuera de ámbito
De momento, no existe una confirmación oficial de esta propuesta por ninguna de las dos partes. Sin embargo, en un comunicado, la Consellería de Infraestruturas señala de forma velada que los técnicos municipales se comprometieron a enviar un calendario para la implantación de las nuevas rutas del bus interurbano “se ben avanzaron que estaría condicionado a unha posible reorganización dos servizos de autobús urbano”. De todos modos, fuentes de la Xunta señalan que la administración local no es su ámbito de actuación, por lo que el Ayuntamiento tendría que llevar a cabo su plan en solitario.
En anteriores declaraciones, el concejal de Movilidad había insistido en que es necesario un cambio radical en el transporte público para convertirlo en una verdadera alternativa al coche particular, y que eso pasaba por cambiar el trazado de las líneas de bus y reducir su número a la mitad, para que de esa manera las líneas restantes pudieran contar con más autobuses, lo que reduciría las frecuencias. Al mismo tiempo, también consideran irrenunciable el carril bus para dotarlo de más rapidez, pero se trata, como ya se ha dicho, de una actuación polémica.
Sin calendario acordado
La reunión de ayer se dio por concluida sin que los técnicos llegaran a un acuerdo sobre el calendario de implantación del bus interurbano. Mientras que la Xunta quiere que se haga poco a poco, para ir calibrando su funcionamiento, el Ayuntamiento todavía da largas a un proyecto que nunca ha apoyado.
De haber sido por la Concejalía de Movilidad, los buses interurbanos nunca hubieran pasado más allá de Cuatro Caminos.

Comentarios