viernes 20.09.2019

La Marea pide al Estado que condone la deuda del Puerto como hizo con Valencia

El anuncio el miércoles del acuerdo entre la Generalitat valenciana y el Gobierno de Pedro Sánchez para que este último se haga cargo de casi la totalidad de la deuda del Puerto de Valencia

Francisco Jorquera y Ana Pontón recorrieron los terrenos portuarios coruñeses | quintana
Francisco Jorquera y Ana Pontón recorrieron los terrenos portuarios coruñeses | quintana

El anuncio el miércoles del acuerdo entre la Generalitat valenciana y el Gobierno de Pedro Sánchez para que este último se haga cargo de casi la totalidad de la deuda del Puerto de Valencia ha abierto un nuevo frente al respecto de la financiación de la obra de punta Langosteira y, de paso, acerca del futuro de la fachada portuaria coruñesa. La Marea Atlántica apunta ahora a que el Ejecutivo tenga el mismo comportamiento y condone lo que adeuda la Autoridad Portuaria de A Coruña por la construcción de la dársena exterior.
“O Executivo estatal non ten en conta os lexítimos intereses da cidadanía coruñesa, cando si semella que é consciente dos dereitos da veciñanza noutras partes do Estado”, se lamentaba ayer el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela.
Y es que el Gobierno de Sánchez acordó hacerse cargo de los 350 millones de euros del crédito del ICO suscritos en el año 2005 por el Consorcio de Valencia 2007 para hacer frente a la construcción de las infraestructuras de las regatas de la Copa América. El Ayuntamiento valenciano, fuese del color político que fuese, ha venido manteniendo en los últimos tiempos que el Estado tenía que asumir este dinero como en su momento hizo con otros grandes eventos considerados de interés general como es el caso de la Expo de Sevilla o los Juegos Olímpicos de Barcelona y que se pagaron vía partida de los PGE (Presupuestos Generales del Estado) y no a través de préstamos. Ahora, el Gobierno de Sánchez le da la razón a la reclamación municipal y autonómica, según anunció el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig.
“Non ten sentido que se condone en Valencia unha débeda de 350 millóns e aquí non se impulse unha medida similiar, cando o crédito do porto coruñés é de 200 millóns de euros”, aseguró el edil coruñés, que también reclamó que el caso de Langosteira sea considerado un “asunto de Estado” y pidió compromiso tanto al Gobierno socialista como al resto de fuerzas políticas y a la Xunta.
“Se se condona a débeda xerada en Valencia pola Copa América, con máis razón na Coruña, coa construción dun porto de interese xeral do Estado”, zanjó.
El apoyo al Gobierno local coruñés llegó también de parte de En Marea, que también criticó el agravio comparativo que supone el hecho de que el Estado se haga cargo de lo que debe Valencia por organizar la Copa América y no de lo adeudado en A Coruña por la construcción de una infraestructura como es el Puerto Exterior. “En Marea comprométese a que a débeda do Porto da Coruña entrará na negociación co Goberno do Estado”, anunció ayer la formación de confluencia, presente en el Congreso de los Diputados con cinco representantes.

“Asunto de Estado”
De hecho, el portavoz de la formación, Luís Villares, quiso hacer hincapié en el hecho de que la deuda de la dársena herculina debe ser entendida como “un asunto de Estado, como o propio porto é”. Por eso pidió el mismo trato que para el Consorcio de Valencia. Para los rupturistas no tiene sentido que se condone una deuda de 350 millones y que en A Coruña, por 200, “haxa que desfacer unha fachada marítima”, en referencia a la venta de los terrenos portuarios anunciada por parte del Puerto como medio para obtener la financiación necesaria para hacer frente a la carga inversora que supuso crear la infraestructura de punta Langosteira.
Por ello, desde la formación, y recogiendo la llamada del Gobierno de la Marea Atlántica, pondrán sobre la mesa esta posible condonación de la deuda como medio de negociación de cara a los Presupuestos Generales del Estado y el techo de gasto: “Se Valencia e a súa débeda foron tratadas nunha mesa de negociación, a débeda do porto da Coruña tamén deberá estalo e En Marea comprométese a que así sexa”.
Mientras llega esa negociación, desde el Ayuntamiento también quisieron certificar que continuarán con su hoja de ruta “de cara a conseguir garantir o uso e xestión pública da fachada atlántica da cidade”, un camino que ahora marca el concurso de ideas sobre el futuro de esta zona. l

Comentarios