miércoles 2/12/20

La Marea abre once expedientes sancionadores por incumplir la medida del “chinchetazo”

La medida del “chinchetazo” que implicó la delimitación de las terrazas de la hostelería del centro ha supuesto la apertura de hasta once expedientes de sanción para aquellos locales

La medida del “chinchetazo” que implicó la delimitación de las terrazas de la hostelería del centro ha supuesto la apertura de hasta once expedientes de sanción para aquellos locales que han incumplido de alguna forma los requerimientos del Ayuntamiento. El concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Díaz Grandío, explicó ayer que siguen vigilantes, si bien resaltó que estas fronteras marcadas con chinchetas han permitido conceder 117 licencias de las 154 que se habían demandado, aunque estas llegan años más tarde de que se presentase la documentación.
El edil, que estuvo acompañado por la responsable de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, recordó que los marcadores se instalaron a partir del 14 de junio y que llegaron a 34 calles entre La Marina, plaza de Mina, San Andrés y General Troncoso. Se colocaron con tres objetivos: “Facilitar o dereito de paso, asegurar o dereito de atención en emerxencias a toda a veciñanza e o dereito a ter seguridade xurídica para a hostelería”. Tras los primeros seis meses de funcionamiento, señaló que a grandes rasgos se están cumpliendo esas metas.
“Un 76% do total están concedidas, 26 en trámite e un 7% foron denegadas ou teñen expedientes sancionadores”, concretó. Todavía no se ha formalizado ninguna multa pero hay once en estudio por distintos incumplimientos del “chinchetazo” que, entre otras cosas, aluden a la falta de documentación extra solicitada.

Sin permisos en el resto
Por su parte, Rocío Fraga señaló que en los exámenes con vehículos de emergencias que se están realizando el principal problema son los toldos, que se pasan unos centímetros de la marca establecida por las chinchetas. Así pidió que al menos se recojan cuando los locales permanezcan cerrados, al igual que los carteles que anuncian los menús.
Díaz Grandío mostró su deseo de que la delimitación llegue a otros puntos pero asumió que va lenta, un ritmo que también trató de justificar respecto a la falta de gestión de los permisos de terrazas más allá del centro.

Comentarios