domingo 24/1/21

Malestar en la Segunda Fase de Elviña por el estado de los badenes

Los residentes en la Segunda Fase de Elviña reclaman una solución para las bandas sonoras y rugosas que se instalaron en la avenida de Pablo Picasso con el objetivo de reducir la velocidad del tráfico y que se encuentran en mal estado.

Algunos de los badenes que ocupaban el ancho de la calzada ahora están reducidos a pequeños trozos | patricia g. fraga
Algunos de los badenes que ocupaban el ancho de la calzada ahora están reducidos a pequeños trozos | patricia g. fraga

Los residentes en la Segunda Fase de Elviña reclaman una solución para las bandas sonoras y rugosas que se instalaron en la avenida de Pablo Picasso con el objetivo de reducir la velocidad del tráfico y que se encuentran en mal estado.
Estos elementos se colocaron hace años en diferentes puntos de esta avenida pero actualmente casi ninguna se encuentra en buen estado. La nota predominante es que las bandas, que ocupaban toda la calzada a lo ancho, estén incompletas o hayan desaparecido.
Esta vía es transitada a diario por numerosos vehículos ya que la avenida de Pablo Picasso atraviesa la Segunda Fase de Elviña de un extremo a otro conectando la fuente de las Pajaritas con la avenida de San Cristóbal y también sirve para enlazar con la avenida de Salgado Torres.
El mal estado de estas bandas provoca que hayan perdido su efecto y los vehículos pueden circular por esta avenida a una velocidad en muchas ocasiones demasiado alta ya que aprovechan los huecos que se han ido quedando libres para sortear estos obstáculos sin la necesidad de reducir la marcha.

Centros educativos
El problema se agrava debido a la presencia de varios centros educativos en las proximidades. Así, el CEIP Salgado Torres se encuentra en esta misma vía y en alguna ocasión ya hubo protestas de padres de estudiantes debido a lo que consideraban que era una excesiva velocidad por parte de los automóviles.
De hecho, frente a la entrada a este centro escolar hay un paso de cebra “escoltado” por badenes en ambos sentidos de la circulación, pero la mayor parte de la superficie de estos elementos ha desaparecido dejando vía libre a los vehículos.
El Salgado Torres no es el único recinto educativo en esta zona, ya que en las inmediaciones de la avenida de Pablo Picasso también están el la Escuela Infantil Elviña y el IES Elviña. Esta concentración de espacios escolares provoca que sean muchos los menores que a diario tengan que atravesar la avenida camino de las clases o de vuelta a sus domicilios. Además, cerca de estos dos últimos también se encuentra un centro de salud y el centro cívico del barrio.
Por estas razones y por la seguridad de los propios vecinos de la Segunda Fase de Elviña, los residentes de este barrio esperan que se lleve a cabo una actuación de sustitución o reparación de las bandas que se encuentran en mal estado con el objetivo de calmar el tráfico y evitar que los automóviles puedan circular por la avenida de Pablo Picasso a velocidades excesivas. l

Comentarios