domingo 25/10/20

El mal tiempo y las falsas alarmas marcan el segundo día de rastreo de la ourensana

Todavía hoy por la mañana los servicios de emergencia municipales volverán a peinar la bahía del Orzán en un esfuerzo por localizar el cuerpo de A.C.D., la joven ourensana de 22 años que en la madrugada

El dispositivo de vigilancia se mantuvo con igual intensidad por segundo día consecutivo, con medios marítimos, aéreos y terrestres | pedro puig
El dispositivo de vigilancia se mantuvo con igual intensidad por segundo día consecutivo, con medios marítimos, aéreos y terrestres | pedro puig

Todavía hoy por la mañana los servicios de emergencia municipales volverán a peinar la bahía del Orzán en un esfuerzo por localizar el cuerpo de A.C.D., la joven ourensana de 22 años que en la madrugada del viernes fue tragada por las olas en Riazor. A los esfuerzos de Salvamento Marítimo, Protección Civil Bomberos y Guardia Civil no acompañó la suerte ni el buen tiempo. Solo se registraron falsas alarmas: unos zapatos (de caballero) flotando ante la Domus, restos en el Orzán ante el ambulatorio y a la altura de los Salesianos... La mar revuelta arrastraba basura y algas que sembraban alarma. El Grupo de Rescate Acuático (GRA) de Bomberos desafió la mar de fondo para sumergirse en varios puntos frente a la playa de Riazor, tratando de descubrir el cadáver de la joven aprovechando la bajamar. “Fixeron un peinado pola zona de rochas de Riazor, pero a visibilidade é bastante mala”, señaló la concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga.

De hecho, era tan mala que los buzos prácticamente no veían nada más que los observadores más alejados. “Non merece a pena arriscar os mergulladores”, comentaba la concejala. Ayer los medios de búsqueda eran los mismos que los del viernes, con lanchas de Salvamento Marítimo y el Helimer, junto con otro venido de Santiago, así como un helicóptero más de la Guardia Civil. Pero, a medida que pasa el tiempo, se van reduciendo las posibilidades de que aparezca el cuerpo o pistas.

Como señaló Fraga, “a familia que está por aquí o que queren que atopemos canto antes o corpo”. El padre, llegado desde Ourense el viernes, permaneció todo el día en el módulo de mando que se instaló en La Coraza, para marcharse ayer, a la espera de más noticias. “A familia está destrozada”, reconoció Fraga. El padre fue asistido por el equipo de emergencia psicosocial de Cruz Roja. En Ourense hay otro dispositivo que se encarga de asistir tanto a la hermana de la fallecida como a los amigos de esta. La concejala aseguró que están permanentemente informados.

Pero estos, de momento, son escasos. Las posibilidades de que aparezca siguieron reduciéndose a lo largo de la tarde, así que el Ayuntamiento tiene que valorar con Salvamento Marítimo la conveniencia de continuar con la búsqueda.

Nuevos intentos
El dispositivo finalizó con el ocaso, a las ocho y media de la tarde. Hoy al mediodía se hará otro intento de localizar el cuerpo, aprovechando el momento de bajamar, con un oceáno que se espera más calmado. A partir de la tarde se mantendrá un retén de vigilancia en La Coraza y probablemente se suspenderá la búsqueda en su fase más activa.

“Cantos máis días pasen, menos posibilidades hai de que estea nas zonas próximas. Desgraciadamente, temos bastante coñecemento do que fai o mar cos corpos”, comentó Fraga. Es decir, que habrá que esperar varios días a que salga a flote el cuerpo cuando se hinche.

Comentarios