jueves 14.11.2019

Un mal cubrimiento de la plaza Elíptica podría tener un resultado “desastroso”

Uno de los proyectos del Gobierno local pasa por instalar zonas cubiertas en algunos de los principales parques de la ciudad para que puedan ser utilizados en los numerosos días de lluvia que registra A Coruña durante el año.

Una de las zonas de la plaza Elíptica cuenta con un área de juegos infantiles	pedro puig
Una de las zonas de la plaza Elíptica cuenta con un área de juegos infantiles pedro puig

Uno de los proyectos del Gobierno local pasa por instalar zonas cubiertas en algunos de los principales parques de la ciudad para que puedan ser utilizados en los numerosos días de lluvia que registra A Coruña durante el año y uno de estos enclaves sería la plaza Elíptica de los Rosales. Ante esta intención, el Grupo TAU, que fue el taller encargado de diseñar este lugar, advierte de que es necesario un estudio minucioso para que la modificación no tenga un resultado negativo y señala que sería positivo que durante el proceso se consultase a los técnicos que la diseñaron.
“Depende del tipo de trabajo que se haga, un mal cubrimiento podría tener un resultado desastroso para el diseño de la plaza. Interesaría que estuviese todo bien pensado y que no se plantease de manera improvisada”, advierte Carolina Vázquez, miembro de este taller de arquitectura y urbanismo.
Desde el Grupo TAU no se muestran contrarios a esta modificación, pero solicitan que “se consulte este tipo de decisiones con el equipo de redactores del diseño, tanto de la plaza como de los elementos interiores”, asegura, ya que “son los que mejor conocen el proyecto y mejor podrían hacer una estructura que se integrase en el espacio urbano”, explica Vázquez.
La plaza Elíptica de Los Rosales recibió en 2008 el Premio Europeo Philippe Rotthier a la mejor calidad de ampliación urbana, por lo que los encargados de este proyecto piden que se tenga cuidado a la hora de introducir modificaciones para no estropear su valor.
“Habría que hacer un estudio completo, incluidos los usos cívicos de la plaza, y unas simulaciones para ver cómo quedaría. Hay que tener en cuenta las zonas de uso de los habitantes para ver dónde se sitúan más, cuál es la parte más interesante, los vientos y otras cosas para que se produzca una buena integración y que funcione”, afirma Vázquez.

una plaza singular
Desde el Grupo TAU explican que esta plaza cuenta con unas características bastante singulares. “Solo el hecho de las proporciones áureas con las que fue diseñada, los dos niveles en los que está adaptada a la topografía del entorno, los elementos pictóricos de Gerardo Porto, los arcos, los bancos o la jardinería, hacen que cualquier modificación sea difícil de introducir”, detalla Carolina Vázquez.
Los responsables de este taller de urbanismo y arquitectura aseguran que desde el Ayuntamiento no se han puesto en contacto con ellos para una posible modificación de este enclave, aunque aseguran que estarían encantados de colaborar para que la posible cubierta se integre de la mejor manera posible.
Hasta el momento, no han trascendido más detalles alrededor de esta iniciativa, aunque en los presupuestos de este año se incluye una partida destinada a la instalación de una pérgola en la plaza Elíptica por valor de 80.000 euros.

Comentarios