domingo 29/11/20

Los trabajadores de la Fábrica de Armas se preparan para radicalizar sus protestas

Con General Dynamics empecinada en dar la callada por respuesta a sus reivindicaciones, el  comité de empresa de la Fábrica de Armas pretende hacerse oír reuniendo más fuerzas. 

El comité celebró una rueda de prensa en la sede de UGT	quintana
El comité celebró una rueda de prensa en la sede de UGT quintana

Con General Dynamics empecinada en dar la callada por respuesta a sus reivindicaciones, el  comité de empresa de la Fábrica de Armas pretende hacerse oír reuniendo más fuerzas. Su presidente, Roberto Teixido, anunció en una rueda de prensa que piensa pedir apoyo a todos los ayuntamientos del área (aunque algunos, como el de A Coruña, ya se lo hayan dado), a asociaciones culturales y deportivas y, en general, a toda la ciudadanía, para la manifestación del domingo.

Si aún así, la empresa insiste en ofrecer como compensación al despido hasta el 12 de abril el 50% del sueldo bruto para los trabajadores que tengan 56 años o más, están dispuestos a radicalizar sus acciones: “Sempre dentro da legalidade. Non vamos a decir qué imos facer, pero nestas cousas xa está todo inventado”.

Aún así, desde la fábrica de Armas saben que la presión que se puede hacer contra una multinacional a nivel local es limitado, y por eso siguen  insistiendo en que el presidente de la Xunta intervenga directamente. “Non nos imos enganar: isto pode rematar se o señor Feijóo fose a Madrid a falar cos representantes da empresa”, asegura Teixido. El que todavía no lo haya hecho, y que ni siquiera se haya pronunciado sobre el cierre de una planta que supone la pérdida de 172 puestos de trabajo, llena de indignación y estupor al comité de empresa que lo denomina “táctica da avestruz”.

Lo cierto es que el conselleiro de Industria, Francisco Conde, ya viajó a la capital por ese motivo, y que el alcalde, Carlos Negreira, también ha mostrado un decidido apoyo a la fábrica. “Chapó por él”, reconoció Teixido, que considera que su labor no puede sustituir la actuación de Feijóo: “Si no lo hace, será una incompetencia política bestial”.

Por el momento, ningún trabajador se ha acogido a las medidas voluntarias propuestas por la multinacional y que el comité de empresa ha tachado de “raquíticas” pero “todos somos humanos”, como recuerda Teixido, que añade que los que “queremos seguir loitando polo noso futuro” seguirán por otras vías, incluso la judicial, aunque sería un proceso muy lento que no evitaría el cierre de la planta “e reabrirla sería moi difícil”.

Comentarios