lunes 30/11/20

Los operarios de la fábrica armas de A Coruña reciben los despidos y anuncian movilizaciones

Los trabajadores de la fábrica de armas de A Coruña permanecerán encerrados en las instalaciones y retomarán las movilizaciones después de haber comenzado a recibir las cartas de despido y a la espera del juicio que se celebrará el martes en la Audiencia Nacional contra el cierre de la factoría de Santa Bárbara.

Imagen de la manifestación en defensa de los puestos de trabajo de la Fabrica de Armas de A Coruña / Javier Albores
Imagen de la manifestación en defensa de los puestos de trabajo de la Fabrica de Armas de A Coruña / Javier Albores

Los trabajadores de la fábrica de armas de A Coruña permanecerán encerrados en las instalaciones y retomarán las movilizaciones después de haber comenzado a recibir las cartas de despido y a la espera del juicio que se celebrará el martes en la Audiencia Nacional contra el cierre de la factoría de Santa Bárbara.

"Vamos a seguir defendiendo una alternativa industrial", ha aseverado el presidente del comité de empresa, Roberto Teijido.

Los 69 trabajadores que forman actualmente la plantilla de Santa Bárbara en A Coruña, tras la salida de un centenar de personas durante el periodo de bajas voluntarias - "presionadas" según el comité de empresa-, han recibido esta mañana las cartas de despido después de que la multinacional General Dynamics se negase a ampliar el plazo para buscar una alternativa que permitiese mantener la actividad en la emblemática factoría.

De ellos, 15 tienen un contrato de relevo y 3 han aceptado la oferta de la empresa para trasladarse a la fábrica del grupo Santa Bárbara en Granada.

La plantilla insiste en que la factoría de A Coruña es viable por lo que hoy permanecerá encerrada -"espero que no intenten desalojarnos", ha advertido Teijido- y retomará en las próximas fechas las movilizaciones.

En las últimas semanas, técnicos de la factoría y de la Xunta han elaborado un proyecto de viabilidad que permitiría mantener la actividad en la fábrica.

Los trabajadores, dispuestos a reducir los salarios, aumentar la jornada laboral e incluso a renunciar a sus indemnizaciones para invertirlas en este plan, solicitaron a la empresa transformar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en un Expediente Temporal (ERTE) hasta diciembre, lo que permitiría aumentar el plazo para buscar una alternativa.

Pese a que esto supondría un coste 0 para la empresa, la multinacional ha rechazado la propuesta.

Los trabajadores han censurado la actitud de la dirección y han reclamado un trato igual al que están recibiendo otras fábricas del grupo como las de Murcia o Palencia, donde llevan más de un año negociando alternativas.

Asimismo, han cargado duramente contra el Ministerio de Defensa, propietario de los terrenos donde se asienta la factoría de A Coruña, y contra el titular de esta cartera, Pedro Morenés, a quien han acusado de tener interés en la industria privada, así como contra el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

"No es de recibo la actitud del presidente", ha advertido el presidente del comité de empresa.

"Nos sentimos huérfanos de presidente", ha remarcado Teijido, quien sí ha reconocido el respaldo de toda la corporación municipal de A Coruña, encabezada por su alcalde, Carlos Negreira.

El presidente del comité de empresa ha lamentado la venta de la empresa a la multinacional General Dynamics durante el gobierno de José María Aznar, una decisión que trabajadores y sindicatos ya criticaron en su momento.

Tras el fracaso de las negociaciones, el último recurso para evitar el cierre de la fábrica tendrá lugar el próximo martes en la Audiencia Nacional cuando se celebrará la vista por la denuncia presentada por el sindicato CIG para declarar nulo el ERE.

Comentarios