jueves 19.09.2019

Los hosteleros calculan que en Fin de Año se celebrarán unas ochenta fiestas ilegales

Jóvenes y no tan jóvenes ultiman estos días sus planes para Fin de Año con una menor oferta festiva, tanto de celebraciones legales como ilegales.
imagen de archivo de una fiesta en un local nocturno
imagen de archivo de una fiesta en un local nocturno

Jóvenes y no tan jóvenes ultiman estos días sus planes para Fin de Año con una menor oferta festiva, tanto de celebraciones legales como ilegales. La Federación de Gallega de Salas de Fiestas y Discotecas estima que en A Coruña se celebrarán “entre 70 u 80 de los 200” cotillones organizados de forma irregular para despedir el año. Pese a las altas cifras, el sector destaca que el número ha bajado gracias, entre otras cosas, a la crisis.

Los empresarios de discotecas notan un bajón en las cifras
“por la crisis”

El presidente de la Federación Gallega de Salas de Fiestas y Discotecas, Samuel Pousada, calcula que de las 600 celebraciones sin permisos en regla que se han programado para decir adiós a 2012 “entre 70 y 80 serán en A Coruña capital”. De estas, el “85% de la ilegalidad” se concentrará en el propio sector.

“La mayoría son locales de hostelería con otras actividades que quieren organizar algo extraordinario y no están habilitados porque estas fiestas requieren unos requisitos adicionales”, explica Pousada. Aclara que el problema es que en general los responsables de los establecimientos “no tramitan autorizaciones especiales” para acoger los cotillones y lamenta la competencia desleal. El otro 15% de las celebraciones previstas correspondería a aquellas fiestas que se celebrarán en la ciudad “en locales sin acondicionar, naves o casas particulares”.

posibles cancelaciones

A pesar de estos datos, Pousada afirma que “el cómputo de fiestas ilegales se ha reducido y no solo por las campañas que hace la Federación sino porque la crisis les afecta igual que a las legalizadas”. Sostiene que mucha gente que se lucraba con este tipo de actividades ya no está tan dispuesta a jugarse una multa.

El gran cambio se ha producido en los últimos “tres o cuatro años”, pero el representante de los hosteleros de la noche avanza que aún podría reducirse algo más si con sus quejas consiguen alguna cancelación. De hecho, habla de tragedias como la del Madrid Arena para recordar a los coruñeses la conveniencia de evitar festejos irregulares por lo que pueda ocurrir.

Comentarios