martes 07.07.2020

Los fármacos sustitutos del Sintrom solo llegan al 30% de los pacientes por la crisis

El foro organizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) llegó ayer a su ecuador con la mirada puesta en las posibilidades de tratamiento de las patologías cardiovasculares y los nuevos fármacos anticoagulantes que aumentan la eficacia de los ya existentes.
La conselleira de Sanidade, junto a Negreira y los organizadores de la reunión de la SEC	quintana
La conselleira de Sanidade, junto a Negreira y los organizadores de la reunión de la SEC quintana

 El foro organizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) llegó ayer a su ecuador con la mirada puesta en las posibilidades de tratamiento de las patologías cardiovasculares y los nuevos fármacos anticoagulantes que aumentan la eficacia de los ya existentes. Los representantes del comité organizador del foro recordaron que cerca de medio millón de personas en España emplean anticoagulantes, como el Sintrom (acenocumarol), por distintas razones médicas, aunque la mayoría de ellas son de tipo cardiovascular, como la fibrilación auricular. Esta es la arritmia que más se trata con estos fármacos y cuya prevalencia en la población gallega se estima en alrededor del 2,5%, a partir de los 40 años, y del 15%, a partir de los 80.

Los nuevos anticoagulantes orales (dabigatrán, rivaroxaban, y apixaban) tienen dos ventajas principales frente a los clásicos. “La primera es que permiten simplificar la vida del enfermo, ya que no hace falta ajustar las dosis, le evitan numerosas analíticas, así como acudir a las unidades de hematología y a diversos controles de salud, y la segunda es que son más eficaces en determinados subgrupos de pacientes”, explicó Ignacio Fernández Lozano, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC.

Fernández Lozano precisó que los pacientes que más se van a beneficiar de los nuevos anticoagulantes orales son los que no pueden ir a hacerse controles con mucha frecuencia, los que sangran mucho y en los que se aprecia un alto riesgo de sufrir una embolia.

“Estos son los tres subgrupos en los que sabemos que los nuevos anticoagulantes pueden ser más efectivos que el Sintrom. Entre los tres podrían representar entre un 25%–30% de todos los pacientes”, afirmó el facultativo. “Si no importara el dinero, estos fármacos sustituirían a los clásicos en el 75% de los casos. Pero debemos ser conscientes de que en la actual situación de crisis debemos restringir estos fármacos a los pacientes para los que resulten más beneficiosos”, apuntó.

Supervivencia del 12% > Otro de los principales temas de debate en el foro la atención rápida y eficaz de los casos de muerte súbita, que los expertos cifran en un millar al año en Galicia. “El 061 atiende unos 600 casos de muerte súbitas al año, pero esta cifra asciende casi al millar, si tenemos en cuenta aquellas muertes no determinadas”, subrayó la responsable de la Unidad de Arritmias del Chuac, Luisa Pérez Álvarez.

Pérez indicó que del millar de casos tratados, el índice de supervivencia está en el 12%, aunque en el 50% de los pacientes pueden ser “desfibrilables”. “El problema es que tan solo ese 12% recibe el alta hospitalaria en condiciones normales, mientras que el resto tiene problemas derivados y fallece a medio plazo”, aclaró.

Los expertos de la SEC también coinciden en que Galicia, por su dispersión geográfica, es un territorio complicado a la hora de atender los casos de muerte súbita, “porque cada minuto cuenta”. Para ello consideran “imprescindible” concienciar a la población y a las administraciones locales para establecer una red de personal paramédico y habilitar desfibriladores semiautomáticos en instalaciones públicas. “Es necesario elevar la cultura de la RCP básica en todos los ciudadanos”, incidieron.

Comentarios