sábado 31/10/20

Los controladores privados de Alvedro están a punto de culminar su formación

Mientras que el Gobierno central del Partido Popular ha paralizado temporalmente la privatización de AENA que preveía José Blanco hasta sanear la compañía, no ha sucedido lo mismo con la liberalización de las torres de control.
No hay fecha para ceder la gestión de la torre a Ferronats quintana

Mientras que el Gobierno central del Partido Popular ha paralizado temporalmente la privatización de AENA que preveía José Blanco hasta sanear la compañía, no ha sucedido lo mismo con la liberalización de las torres de control. Hace meses que los empleados de Ferronats –la empresa ganadora del concurso para encargarse del manejo de las torres en A Coruña y otros nueve aeropuertos en toda España– están en Alvedro formándose. Desde AENA informan de que estos nuevos controladores privados finalizarán “en breve la parte práctica”, al menos uno de los grupos, ya que para el aprendizaje se les ha dividido en dos.

Estos trabajadores ya han superado la parte teórica y, tras aprobar la práctica, AENA emitirá el correspondiente certificado de aptitud ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que es la encargada de habilitar a estos nuevos controladores. Una vez obtengan este certificado, algo que, según ha podido saber este periódico, podría pasar en unas semanas, el personal ya está listo para empezar a trabajar. Aún así no lo harán en solitario sino que pasarán por una fase de transición en la que convivirán con el personal público.

Después comenzará una fase de transición en la que convivirán con los funcionarios

Durante este proceso de coexistencia el proveedor del servicio de tránsito aéreo de Alvedro seguirá siendo AENA y no se modificará hasta que la nueva plantilla pase por varias situaciones concretas en el aeropuerto. Se trata de condiciones que se dan de forma natural y de ahí que no se pueda concretar cuánto tiempo se alargará esta fase.

“Los controladores de AENA son los responsables de dar la formación y ejercer la supervisión sobre los controladores de Ferronats”, concretan desde el organismo público.

opciones

Tampoco se conoce el número de controladores que la nueva empresa proveedora utilizará en la torre de control de A Coruña. Hasta ahora trabajaban una docena de empleados públicos y otros nueve en Vigo, aeropuerto en el que Ferronats también se encargará del control de torre, como en Sevilla, Jerez, Melilla, Cuatro Vientos, además de en Alicante, Valencia, Ibiza y Sabadell. Esta empresa es el resultado de la unión de la constructora Ferrovial con el proveedor británico de servicios de navegación aérea Nats.

Una vez finalizada la fase de convivencia los funcionarios públicos podrán seguir trabajando para AENA, pero en otra terminal que todavía requiera sus servicios. Eso, en el caso de que quieran conservar sus condiciones laborales, ya que la otra opción que les ofrecía el Gobierno era entrar a formar parte de la compañía privada con los requisitos que impusiera. La última posibilidad que se les ofrece es rescindir su contrato con AENA y recibir la indemnización correspondiente. n

Comentarios