lunes 28/9/20

Los comerciantes de la calle Barcelona exigen la clausura de la pensión del bar King

El presidente del centro comercial urbano de la calle Barcelona, José Manuel Castro, presentará el próximo miércoles un documento con más de 3.300 firmas en el registro municipal de María Pita para solicitar que cierren cuanto antes la pensión que se encuentra en el número 5 de la citada calle.

El presidente del centro comercial urbano de la calle Barcelona, José Manuel Castro, presentará el próximo miércoles un documento con más de 3.300 firmas en el registro municipal de María Pita para solicitar que cierren cuanto antes la pensión que se encuentra en el número 5 de la citada calle. Este inmueble es propiedad del mismo empresario dueño del bar King, que fue cerrado por problemas sanitarios tras constantes quejas de los vecinos y en él reside gran parte de su antigua clientela, a la que los vecinos acusan de protagonizar peleas.

“Con este acto esperamos que las autoridades no se detengan porque si esta gente sigue en la calle, no se resuelve nada”, comentó Castro. El Ayuntamiento cerró hace unas semanas otros locales “problemáticos” en la ronda de Outeiro: el Kebab Abadía, el Flash y el Balsa. El dueño de esta última mantuvo una reunión en Urbanismo ayer, en la que se le explicó que para reabrir su negocio debía actualizar su licencia, a nombre del dueño anterior.

ronda de outeiro

Por su parte, Castro rechazó que el cierre de los locales de la Ronda de Outeiro se debiera a la presión de su organización. “A nosotros solo nos importa el cierre del King y su pensión”, insistió, al tiempo que negaba estar en contra de estos locales.

Por su parte, la dueña del Flash, Inés Arboleyas, señaló a este periódico que su local se cerró únicamente por disponer de un equipo de música y que está realizando los trámites para actualizar su licencia. En cuanto a las peleas y al tráfico de drogas de la zona, asegura: “Nosotros también lo sufrimos. Aquí vive gente problemática porque los vecinos les alquilan pisos muy baratos. Nosotros ni les dejamos entrar". n

Comentarios