martes 20/10/20

Los bomberos excarcelan a dos de las cuatro víctimas de una colisión en un cruce de A Grela

El cruce de las calles de Galileo Galilei e Hijos de Rivera, en el polígono de A Grela fue ayer el escenario de un grave accidente de tráfico en el que se vieron implicados un monovolumen y un turismo.
Un monovolumen embistió el costado de un Mini Cooper en el cruce de Galileo con Hijos de Rivera javier alborés
Un monovolumen embistió el costado de un Mini Cooper en el cruce de Galileo con Hijos de Rivera javier alborés

El cruce de las calles de Galileo Galilei e Hijos de Rivera, en el polígono de A Grela fue ayer el escenario de un grave accidente de tráfico en el que se vieron implicados un monovolumen y un turismo. Tres de los cuatro ocupantes de este último resultaron heridos leves y dos de ellos fueron excarcelados por los bomberos: se trata de dos varones, uno de 55 y otro de 33 y una mujer de 38. El cuarto herido, de carácter grave, es un hombre de 30 años y de iniciales F.J.C.S.

Uno de los ocupantes del Mini, un hombre de 30 años, resultó herido de gravedad

El siniestro tuvo lugar cuando faltaban a escasos minutos para las seis de la tarde, en un momento en el que el tráfico era bastante intenso en la zona debido a la proximidad con el complejo comercial de Marineda City. El cruce está regulado por una señal de stop y cuando el turismo, un Mini Cooper, que circulaba por la calle de Hijos de Rivera, pasaba por la intersección, fue embestido por el monovolumen.

La embestida del vehículo envió al Mini Cooper contra la acera, y lo levantó de manera que el pequeño coche quedó sobre la acera inclinado sobre el capó del monovolumen. Así lo encontraron minutos después los servicios de emergencia del 061 y la Policía Local.

difícil posición

“Cuando llegamos, los del 061 ya estaban atendiendo a los ocupantes del vehículo”, explicó el sargento al mando de la dotación de bomberos. Sin embargo, no los habían sacado del habitáculo por la difícil posición en la que había quedado el coche y lo deformadas que habían quedado las puertas del conductor y el copiloto, así que fue tarea de los bomberos excarcelarlos.

“Como estaba muy inclinado, nos decidimos por el portón trasero”, explicó el sargento. En pocos minutos, los bomberos habían usado el equipo de excarcelación para abrir la puerta trasera y sacar a las dos víctimas, que seguían conscientes en sendos tableros espinales para entregarlas seguidamente a los sanitarios del 061. Mientras tanto, la Policía Local se encargaba de gestionar el tráfico en el cruce, dado que hubo que cortar un carril a la circulación para que los servicios de emergencia pudieran trabajar.

Comentarios