domingo 25/10/20

La lluvia constante deja un reguero de heridos y atascos por accidentes de tráfico

El mal tiempo fue uno de los factores que se encontraban detrás de la mayor parte de los siniestros que tuvieron lugar durante la jornada de ayer.

Las retenciones en la avenida de Alfonso Molina fueron una constante en la jornada de ayer	quintana
Las retenciones en la avenida de Alfonso Molina fueron una constante en la jornada de ayer quintana

El mal tiempo fue uno de los factores que se encontraban detrás de la mayor parte de los siniestros que tuvieron lugar durante la jornada de ayer. La lluvia constante, combinada con el tráfico denso que suele darse los viernes, bastó para causar varios siniestros, muchos de ellos salidas de vía que dejaron que lamentar bastantes daños materiales y varios heridos, además de complicar todavía más un tráfico que no fue fluido ni en sus mejores momentos en puntos claves, como la avenida de Alfonso Molina o el puente de A Pasaxe.
El primer siniestro tuvo lugar muy temprano, a las cinco y media de la madrugada, en el túnel de Juana de Vega. Según fuentes de la Policía Local, un joven que circulaba al volante de su turismo en dirección a la plaza de Pontevedra sufrió un vuelco. La unidad de Atestados identificó al sujeto como Y.R.P., de 24 años, que sufrió heridas de carácter leve. En cuanto a su vehículo, quedó volcado sobre la calzada y no pudo ser retirado por la grúa municipal hasta las siete y media, por lo que durante ese tiempo un carril permaneció cortado al tráfico.
Curiosamente, el segundo accidente de relevancia registrado por la Policía Local también tuvo lugar en un túnel, el de Os Castros, donde colisionaron un autobús y un turismo. Fue a las ocho y media de la mañana y el tráfico estuvo cortado, por lo menos en un carril, durante una hora.  

alfonso molina
Pero sin duda fue al mediodía cuando se dieron las situaciones más complicadas. A esa hora, muchos vehículos abandonaban o entraban en al ciudad, dispuestos a pasar el fin de semana, y las cámaras de la DGT registraban una gran cantidad de incidentes, muchos de los cuales dejaron heridos. El primero fue un alcance en la avenida de Alfonso Molina en sentido salida, a la altura del concesionario de la SEAT, y consistió en un alcance en el que resultó herida una joven de 28 años. De iniciales M.D. R.M., fue trasladada por una ambulancia al hospital con heridas de carácter leve. 
Menos de una hora más tarde, el tráfico apenas había mejorado cuando tuvo lugar el segundo alcance, en el mismo sentido, en el que se vio implicado un vehículo en el que viajaba un madre y sus dos hijos, de dos años y seis meses. Todos fueron trasladados al Complejo Hospitalario Universitario y al Materno, aunque fuentes policiales señalaron que su pronóstico era muy leve. Minutos después, otro alcance con un vehículo en el que viajaban niños tuvo lugar en el cruce de la ronda de Nelle con Pla y Cancela, sin heridos.
Poco antes, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se ocupaba de un siniestro en otro túnel, el que discurre frente al puente de A Pasaxe en el lado de Oleiros. Una conductora había perdido el control de su vehículo y se había salido de la vía, colisionando con un segundo que estaba incorporándose al puente desde Santa Cristina, con tan mala fortuna que tras el choque, fue necesario cerrar los dos ramales al tráfico. El resultado fue una congestión inmediata, tanto en Perillo como San Cristina, de todo el tráfico que se dirigía a la ciudad.

Comentarios