sábado 23/1/21

El límite de velocidad en el punto negro de la Tercera Ronda será de 60 por hora

La Concejalía de Movilidad Sostenible ha decidido hacer señalizar el punto negro que existe en la Tercera Ronda en el tramo que pasa por la carretera de Baños de Arteixo

La Concejalía de Movilidad Sostenible ha decidido hacer señalizar el punto negro que existe en la Tercera Ronda en el tramo que pasa por la carretera de Baños de Arteixo después de que esta semana se registrara la enésima salida de vía. Hay que señalar que se trata de una vía responsabilidad de Fomento (aunque las de gestión de tráfico son municipales), por lo que no se pueden acometer obras. La primera medida será reducir la velocidad a 60 kilómetros desde Pocomaco, donde ya existe ese limite de velocidad, hasta la calle de Severo Ochoa.

Grandío aseguró que su departamento lleva semanas analizando alternativas para conseguir que los vehículos reduzcan la velocidad, y no ha descartado la instalación de un radar. “A sinalización será a primeira, aínda que se desenvolverán máis que pretenden controlar a velocidade”, se limitó a señalar en un comunicado en las redes sociales. La Tercera Ronda o Ronda del Deportivo se inauguró en abril de 2015 y poco a poco se ha ido convirtiendo en una de las opciones más populares para los coruñeses, que quieren evitar las congestiones habituales en el último tramo de Alfonso Molina.

Como la Tercera Ronda tiene siempre muy poco tráfico, los conductores pueden pisar el acelerador, así que rara vez se respeta el límite de velocidad, de entorno a 80 kilómetros por hora en esta vía rápida, lo que lleva a salidas de vía que, por el momento, no han dejado ninguna muerte que lamentar. “Por ahora, lo que hay es mucha suerte”, comenta un agente de la Policía Local.
En lo que va de año, pueden haberse producido alrededor de diez salidas de vía registradas por la Policía Local, y la media anual es incluso menor, por lo menos en lo que respecta a las cifras oficiales. .
Sin embargo, que estos accidentes se produzcan en el mismo tramo no es debido únicamente a la velocidad, aunque desde la sección de Tráfico de la Policía Local hayan dictaminado que este factor es el determinante en la mayor parte de los accidentes.

La junta de dilatación
Existe un informe que señala como otro factor las juntas de dilatación del puente que salva la carretera de Baños de Arteixo: son las bandas metálicas que recorren la calzada de lado a lado y sobre las que patinan los neumáticos cuando se pisa el freno. Eso explica por qué la gran mayoría de los siniestros tienen lugar en dirección salida de la ciudad, pendiente abajo: para tomar el desvío que lleva a Marineda City, el conductor pisa el freno, resbala sobre la junta, pierde el control de su vehículo y acaba estrellándose contra la mediana o contra el arcén.

Pero hay que recordar que esto solo ocurre durante los días de lluvia, que moja el metal de la junta de dilatación y la convierte en una superficie deslizante. Por eso, en la mayor parte de los informes de tráfico figura el “no adaptar la velocidad a las condiciones de la vía” como causa principal del siniestro. En todo caso, el Ayuntamiento no podría actuar sobre la junta de dilatación aunque quisiera, dado que la titularidad de la vía sigue siendo del Ministerio de Fomento.

Vigilancia policial
Fuentes policiales insisten en que la regulación de velocidad es la medida más fácil. Sin embargo, es muy posible que un letrero no baste para que los conductores reduzcan la velocidad, sobre todo en una vía rápida de varios carriles de ancho en la que apenas existe tráfico. A la larga, es muy posible que sea necesario aumentar la presencia policial en la zona. “La gente pisa el freno cuando ve a la Policía y tras un tiempo, reducirán la velocidad”, opina un agente. De manera que es muy posible que la próxima medida sea aumentar la vigilancia en la zona.

En cuanto a instalar un radar, es una medida que no se implantará a corto plazo. Como recuerdan fuentes de la Policía Local, no existe a día de hoy ningún radar fijo controlado por el Ayuntamiento. Otro asunto totalmente distinto son los aparatos portátiles de los agentes.

Comentarios