martes 1/12/20

Las licencias concedidas aumentaron un 45% desde el cambio de Gobierno

Entre julio y diciembre se otorgaron algo más de un centenar de permisos más que entre enero y junio
Uno de los objetivos del Gobierno local es agilizar la tramitación de los permisos urbanísticos y por ello introdujo cambios en el departamento de Licencias | pedro puig
Uno de los objetivos del Gobierno local es agilizar la tramitación de los permisos urbanísticos y por ello introdujo cambios en el departamento de Licencias | pedro puig

La concesión de licencias urbanísticas aumentó un 45,3% desde que se produjo el cambio de gobierno en María Pita a mitad del año pasado.

Durante el segundo semestre de 2019 se otorgaron 343 permisos para diferentes actividades relacionadas con el Urbanismo, mientras que en los primeros seis meses del año habían sido 236.

Lograr una mayor agilidad en la tramitación de este tipo de permisos fue una de las tareas más urgentes que abordó el Gobierno local, que realizó algunos cambios en el departamento de Licencias con esta finalidad. 

Los datos de los seis primeros meses demuestran que se ha producido un aumento en el ritmo y ya en los cien primeros días del gobierno socialista se concedieron 120, más de la mitad del total de las que habían validado sus antecesores en María Pita en los seis primeros meses del año. De hecho, en los cien primeros días de gobierno de la Marea se habían otorgado 21 permisos urbanísticos, un centenar menos que en los tres primeros meses del Partido Socialista.

Los cambios realizados por la Concejalía de Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad fueron todavía más evidentes en los tres últimos meses del año pasado, en los que se concedieron 223 licencias urbanísticas.

El interés del Gobierno local por agilizar la tramitación de licencias urbanísticas reside en que es uno de los factores que consideran que tendrá una importante repercusión en la reactivación económica de la ciudad, una de las metas principales del gobierno de Inés Rey para este mandato.

Estas modificaciones eran solicitadas por los sectores empresarial y de la construcción, que durante el pasado mandato lamentaron de manera recurrente los complicados y largos procesos administrativos hasta que el Ayuntamiento concedía una licencia de este tipo, lo que repercutía negativamente en sus actividades económicas.

Reconocimiento
La alcaldesa participó esta semana en un encuentro con diversos empresarios de la ciudad en el que salió este asunto a debate. Inés Rey defendió que las modificaciones realizadas por el Gobierno local ya se estaban notando, aspecto que fue refrendado por los empresarios.

Los cambios en los procesos relacionados con el Urbanismo no se quedan ahí ya que también se decidió que la convocatoria de ayudas para la rehabilitación de 2019 se postergue  a este año.
El motivo es el colapso en la tramitación que observaron al llegar a la concejalía los nuevos rectores de María Pita, con subvenciones pendientes desde 2017. Esta decisión va enfocada a resolver ayudas de años anteriores que estaban pendientes con los fondos de 2019.

El retraso en la tramitación de las ayudas de hace tres años provocó un efecto en cadena que hizo que las ayudas de esa convocatoria se iniciasen en 2018 y, las de ese año, en 2019. En 2017, el nivel de ejecución de los fondos destinados a la rehabilitación de viviendas y edificios fue del 33%.

El presupuesto que fue aprobado de manera inicial esta semana incluye una partida de 1,2 millones de euros destinada a ayudas para la rehabilitación de viviendas. Esta es similar a las que hubo en 2016 y en 2018, último año en el que se aprobaron las cuentas municipales, y un poco inferior a la de 2017, cuando se habían reservado 1,5 millones de euros para este tipo de subvenciones, y que fue cuando bajó el nivel de ejecución, en parte debido a algunos cambios introducidos.

Comentarios