jueves 14.11.2019

La Librería Arenas expandirá su negocio a la zona de Cuatro Caminos con un espacio “más dinámico”

Será una ampliación hacia una zona “en auge” y en pleno crecimiento, donde en el pasado ya contó con un local

Dos carteles anuncian la próxima apertura de Arenas en el número 8 de la avenida de Oza | quintana
Dos carteles anuncian la próxima apertura de Arenas en el número 8 de la avenida de Oza | quintana

La Librería Arenas tiene prevista una ampliación de su negocio y escoge la zona de Cuatro Caminos para instalar su nuevo establecimiento.


En concreto, será el local de la antigua peletería Akor, en el número 8 de la avenida de Oza, donde desde hace unos días se ve un cartel que anuncia la apertura.


“Decidimos esta nueva apertura buscando ampliar nuestros horizontes”, comenta el dueño de la librería, Manuel Arenas. “Es una zona en crecimiento, en la que se están construyendo tres nuevos bloques de edificios, que con los que ya hay, atraerán a miles de familias nuevas”, comenta Arenas.


“Se trata de un establecimiento de 160 metros cuadrados”, explica. Están planeando las reformas en el interior para tratar de abrir este verano, “la idea es intentar abrir hacia finales de julio, de cara a la feria del libro”, dice Arenas.


En el pasado, la librería ya contó con un establecimiento en esta zona, en concreto en el centro comercial Cuatro Caminos, por lo que será su segunda incursión en el barrio.

Innovación 
“Trataremos que la nueva librería sea un espacio dinámico como lo es la del Cantón”, explica Arenas. “Trataremos de hacer presentaciones, clubes de lectura e incluso exposiciones de pintura o fotografía”, añade.


Explica que intentarán que haya una parte “dedicada a libros de arte e historia, otra para libros de viajes y un espacio dedicado a literatura infantil y juvenil”.

A pesar de los bombardeos constantes sobre la existencia de los libros electrónicos, Arenas asegura que “el contacto del papel es muy importante y no se va a perder nunca”, a lo que añade que “la novela está recuperando el papel como formato”.
“Me moriré vendiendo libros en papel y espero que mi hijo también pueda decir lo mismo”, concluye Manuel Arenas.

Comentarios