viernes 4/12/20

Las siete estaciones actualizarán a diario el mapa del ruido coruñés

El Ideal Gallego-2012-01-04-005-a49df9e6

  r.l.  > a coruña     .

 El Ayuntamiento acaba de sacar a concurso el mantenimiento y explotación de las siete estaciones que permiten controlar la contaminación acústica de la ciudad, y que pretende que a partir de ahora ofrezcan una información mucho más detallada y frecuente sobre los niveles de ruido que soportan los coruñeses.

El Ideal Gallego-2012-01-04-005-a49df9e6

  r.l.  > a coruña     .

 El Ayuntamiento acaba de sacar a concurso el mantenimiento y explotación de las siete estaciones que permiten controlar la contaminación acústica de la ciudad, y que pretende que a partir de ahora ofrezcan una información mucho más detallada y frecuente sobre los niveles de ruido que soportan los coruñeses.
La Concejalía de Medio Ambiente defiende la necesidad mejorar la vida de los ciudadanos, por lo que apuesta por garantizar la obtención del mayor número posible de datos para informar de manera adecuada a la población y para continuar con el seguimiento de los planes para mejorar la calidad del ruido de A Coruña.

Puntos representativos > La contratación del servicio de mantenimiento y explotación de la red de vigilancia de la contaminación acústica permitirá disponer de información completa de las siete estaciones de la ciudad: en la calle de Juan Canalejo, para analizar el ocio nocturno, en las plazas del Humor y Azcárraga, antiguos lugares de botellón y que en la actualidad son representativas de espacios urbanos del casco histórico; Juan Flórez, una de las vías más representativas del tráfico dentro de la ciudad; la avenida de Alfonso Molina, ya que se trata de la principal vía de entrada y salida del casco urbano; Matogrande, al ser una fuente de origen mixto: por un lado, el ruido del tráfico procedente de Alfonso Molina y, por otro, un lugar de ocio emergente, y una séptima estación itinerante, que ha realizado sus funciones en el entorno de la Colegiata y que ahora se encuentra en la zona industrial de Bens.
El Ayuntamiento licita el servicio por un plazo de dos años, prorrogable dos más, y un presupuesto de 11.800 euros anuales. El pliego de condiciones del concurso establece los trabajos necesarios en el plan de explotación de la red de vigilancia de la contaminación acústica y con los que se asegura contar con información adecuada sobre el ruido ambiental.
El pliego exige atención diaria del estado de la red, validación de los datos obtenidos y puesta a disposición de la población e implantación del sistema de calidad de la red.
En sus propuestas, las empresas tienen que detallar el sistema que proponen para mejorar la calidad del servicio, el mantenimiento de base de datos y otras colaboraciones en programas de educación ambiental que el Ayuntamiento ponga en marcha.
La empresa adjudicataria también se encargará de las tareas de mantenimiento de las estaciones.


 

Comentarios