martes 22/9/20

De Lara acepta que se persone como acusación en la “Pokémon” un extrabajador de la Torre

El extrabajador de la Torre de Hérculs que denunció el despido de varias personas para colocar, presuntamente, a dedo a trabajadores afines al Partido Popular, declaró este viernes en el juzgado de instrucción número uno de Lugo. Óscar López Cernadas había sido citado, en la calidad de testigo, por la jueza de la “Operación Pokémon”, Pilar de Lara, quien ha aceptado su personación como acusación particular.

La jueza instructora de la “Pokémon”, Pilar de Lara, a su llegada a los juzgados de Lugo
La jueza instructora de la “Pokémon”, Pilar de Lara, a su llegada a los juzgados de Lugo

El extrabajador de la Torre de Hérculs que denunció el despido de varias personas para colocar, presuntamente, a dedo a trabajadores afines al Partido Popular, declaró este viernes en el juzgado de instrucción número uno de Lugo. Óscar López Cernadas había sido citado, en la calidad de testigo, por la jueza de la “Operación Pokémon”, Pilar de Lara, quien ha aceptado su personación como acusación particular.
El secretario de la Federación de Servicios del sindicato CIG, Adolfo Naya, explicó que López  estuvo alrededor dos horas ante De Lara, que “quería saber si tenía cabida que se personara o no”. Después de este encuentro, según las mismas fuentes, “aceptó que él se personase como perjudicado y acusación particular”, lo que significa que “tendrá acceso a toda la documentación del caso”, por lo que el siguiente paso es “estudiar todo para ver dónde están los puntos que pueden perjudicar a Óscar”.
“Entendemos que hay una trama para intentar enchufar a unos trabajadores cercanos al Partido Popular” –continuó Naya– pues a esa conclusión llega, en uno de los informes que se recogen en el sumario, el servicio de Vigilancia Aduanera.
El denunciante trabajó en la Torre de Hércules a través de Sermasa, una filial del Grupo Vendex que centra la trama de la Pokemon, desde mayo de 2010 hasta 2012, en que el Ayuntamiento de A Coruña “rescindió los contratos de trece trabajadores” para “realizar obras de mantenimiento” del Monumento Patrimonio de la Humanidad.
Según detallan desde el despacho de abogados Lex & Iuris, el Ayuntamiento de A Coruña  “acudió a la estrategia de abrir un concurso público ‘temporal’ para evitar así subrogar a la plantilla”, que es lo exigía el convenio colectivo firmado previamente.
Después, con el inicio de la “Pokémon” y su pieza separada en A Coruña denominada “Pikachu”, “se confirman las incongruencias y extrañas circunstancias que rodearon el despido de estos trece trabajadores”. n

Comentarios