sábado 16/1/21

Los ladrones asaltan una media de doce establecimientos cada semana

Las estadísticas sobre seguridad ciudadana que el Ministerio de Interior hace públicas cada trimestre no incluyen cuántos robos con fuerza tuvieron lugar en la ciudad, a pesar de que desde agosto se ha registrado una ola

Una máquina tragaperras desvalijada en un bar asaltado	javier alborés
Una máquina tragaperras desvalijada en un bar asaltado javier alborés

Las estadísticas sobre seguridad ciudadana que el Ministerio de Interior hace públicas cada trimestre no incluyen cuántos robos con fuerza tuvieron lugar en la ciudad, a pesar de que desde agosto se ha registrado una ola de esta clase de delitos que ha dejado tras de sí escaparates rotos, puertas forzadas y cajas registradoras vacías. Sin embargo, fuentes de la Policía Nacional señalan que, a día de hoy, todavía se registran una media de doce negocios asaltados a la semana, a pesar de los esfuerzos de las autoridades por ponerles fin desde septiembre, que se han traducido en 23 arrestos a raíz de 17 casos.
Pero los comerciantes no se sienten seguros: en primer lugar, porque varias de esas detenciones recaen sobre un mismo individuo, lo que significa que vuelve a delinquir pocos días después de haber sido arrestado y puesto el libertad con cargos. Y segundo, porque son muchos los robos para los que no se ha encontrado todavía autor. De todos modos, la presidenta de la Federación Unión de Comercios Coruñesa (FUCC), Mariló Fernández, destacó la labor de la Policía Nacional, “que hace lo que puede con los medios que tiene y que acude siempre que la llamamos”.

más daños
Por otro lado, el Ministerio de Interior sí ha dado a conocer en las últimas estadísticas un aumento en los delitos de daños, que crecieron más de un 12% desde enero a septiembre con respecto al mismo periodo del año anterior. Se trata de un cargo asociado frecuentemente con los robos en establecimientos, puesto que los ladrones fracturan habitualmente la puerta o la luna del negocio para poder acceder al interior.
Aunque cualquier negocio puede ser el objetivo de los ladrones, la verdad es que la gran mayoría de los locales asaltados son establecimientos de hostelería, bares sobre todo. También el modus operandi suele ser el mismo: a partir de las cuatro de la madrugada, los ladrones (solos o en parejas, aunque se han llegado a detener a grupos de hasta tres sujetos) emplean una palanqueta para forzar la persiana metálica y luego la puerta del local, aunque en bastantes ocasiones han prescindido de sutilezas y utilizado una gran piedra u otro objeto contundente (muy a menudo, las rejillas de los registros de pluviales) para reventar un cristal. En muchas ocasiones, se registran dos robos en la misma noche a escasas calles de distancia, supuestamente cometidos por los mismos autores.
Fuentes policiales achacan este aumento en los robos (que no se da en otras ciudades gallegas), con un descenso en el número de patrullas que realizan labores de seguridad ciudadana. Aunque desde la Delegación del Gobierno aseguran que apenas ha descendido el número de agentes en los últimos años, por otro lado, el nuevo sistema de turnos que se ha adoptado desde el verano (la ola de robos empezó en agosto) ha empeorado la situación, reduciendo la vigilancia en horario nocturno a solo dos coches patrulla algunas noches.

Comentarios