Martes 11.12.2018

La sustitución del carril bus obligará a cambiar la ordenanza de la ORA, aplicada solo en parte

El Ideal Gallego-2011-11-30-002-f0f312a6

 La inminente desaparición del carril bus y su sustitución por la denominada vía prioritaria vigilada traerá consigo más cambios además de la eliminación de las famosas aletas de tiburón. El proyecto del Ayuntamiento incluye el aumento de plazas de aparcamiento y la introducción de un nuevo modelo de estacionamiento, el párking exprés, lo que obligará al gobierno local a modificar la ordenanza de la ORA. La administración apuesta por mejorar su funcionamiento para hacerla más efectiva. Y es que, pese a que la ordenanza obliga a una rotación de los vehículos, esto no siempre se produce. De hecho, en la actualidad ya existe una modalidad denominada “de corta estancia”, para estacionar un máximo de una hora.

r. l. > a coruña
  La creación de la primera vía prioritaria vigilada en el actual trazado del carril bus traerá consigo numerosos cambios.

El Ideal Gallego-2011-11-30-002-f0f312a6

 La inminente desaparición del carril bus y su sustitución por la denominada vía prioritaria vigilada traerá consigo más cambios además de la eliminación de las famosas aletas de tiburón. El proyecto del Ayuntamiento incluye el aumento de plazas de aparcamiento y la introducción de un nuevo modelo de estacionamiento, el párking exprés, lo que obligará al gobierno local a modificar la ordenanza de la ORA. La administración apuesta por mejorar su funcionamiento para hacerla más efectiva. Y es que, pese a que la ordenanza obliga a una rotación de los vehículos, esto no siempre se produce. De hecho, en la actualidad ya existe una modalidad denominada “de corta estancia”, para estacionar un máximo de una hora.

r. l. > a coruña
  La creación de la primera vía prioritaria vigilada en el actual trazado del carril bus traerá consigo numerosos cambios. Entre ellos la recuperación de plazas de aparcamiento, y la puesta en marcha de una nueva modalidad de estacionamiento, denominada párking exprés y pensada para parar un máximo de 20 minutos. El Ayuntamiento asegura que todas estas modificaciones obligarán a revisar la actual ordenanza de la ORA, en vigor desde 1998.
En primer lugar, el gobierno local tendrá que incluir en el documento las tasas que se deberán abonar para poder estacionar en las plazas agrupadas bajo la designación de párking exprés. Y la segunda podría tener relación con el funcionamiento de este sistema en la práctica, ya que el mecanismo, pensado para la rotación de los estacionamientos, no siempre garantiza ese movimiento de vehículos.
Tal y como aparece reflejado en la normativa, se considera infracción “no desplazar el vehículo una vez expirado el tiempo abonado, al menos dos tramos de vía o durante un mínimo de 30 minutos antes de regresar al mismo tramo”. Esto significa que, a la hora de vigilar el estacionamiento en zona azul, los responsables de controlar las calles no solo tienen que tener en cuenta si el vehículo dispone del tique correspondiente, sino que no han excedido el tiempo máximo de aparcamiento permitido en una misma plaza.
El gobierno local explica que, una vez empiece a funcionar la vía prioritaria, se encargará un estudio para comprobar si realmente se da cumplimiento a esta rotación de los turismo a la que obliga la ordenanza de la ORA. De hecho, una de las zonas que plantea más dudas es la reservada para el párking exprés, donde los vehículos solo podrán estacionar, como máximo, veinte minutos.
En la actualidad, la ciudad ya cuentan con espacios denominados “de corta estancia”, en los que el aparcamiento está limitado a una hora. Son aquellos que se encuentran más próximos a los mercados, como es el caso de la plaza de Lugo o el entorno de Santa Lucía. Aquí, los usuarios pagan una tarifa superior a la considerada como “zona de uso general” –70 céntimos por una hora, frente a los 60 del resto de plazas azules–. Es en este tipo de estacionamientos donde, según algunos usuarios, se produce menos rotación de la que debería, tal y como establece la normativa, lo que, al final, acaba haciendo difícil el aparcar en estas calles.

Más aparcamiento > En total, con la eliminación del carril bus se crearán 244 plazas nuevas entre Federico Tapia y San Juan. Todas ellas deberán estar controladas para garantizar que se cumplen las normas de circulación y, así, la frecuencia de los autobuses, que es el fin que persigue el sistema de carril bus virtual diseñado por los populares.
Las diferentes modalidades de estacionamiento se repartirán en función de las características de las vías por las que discurre el trazado. Así, entre Federico Tapia y Francisco Mariño habrá 134 plazas de zona azul y 28 de párking exprés. Por su parte, en la plaza de Pontevedra se reservarán 9 estacionamientos de menos de 20 minutos. Destaca el caso de San Andrés, que volverá a contar con espacio para aparcar. Tendrá 46 plazas en zona azul, 14 de párking exprés y 10 para motos.

Comentarios