jueves 14.11.2019

La glorieta de Ikea es el único lugar que plantea problemas a Tranvías

El Ayuntamiento defiende que la nueva vía prioritaria vigilada ha beneficiado al transporte público que ha registrado un incremento  de 55.000 pasajeros en un mes en   todas las líneas que discurren entre Federico Tapia y la calle de San Juan.
La linea 11, a su paso por Marineda City	patricia g. fraga
La linea 11, a su paso por Marineda City patricia g. fraga

El Ayuntamiento defiende que la nueva vía prioritaria vigilada ha beneficiado al transporte público que ha registrado un incremento  de 55.000 pasajeros en un mes en   todas las líneas que discurren entre Federico Tapia y la calle de San Juan. Esto supone un 16% más con respecto al mismo período del año anterior. En el caso de los viajes, el teniente de alcalde, Julio Flores aseguró que se pierde un 47% menos de frecuencias. Tranvías rubrica todos estos datos, pero fuentes de la concesionaria señalan que ha sido más bien otra infraestructura, la de la Tercera Ronda, la que ha perjudicado al transporte público al causar demoras en la línea número 11, que va desde As Lagoas hasta Marineda City.
La razón es que con la apertura de la Tercera Ronda, la rotonda de Ikea ha pasado a tenido que pasar a soportar una gran cantidad de tráfico procedente de la zona norte de la ciudad y la rotonda, y la propia carretera de Baños de Arteixo, se ven incapaces de absorber tanto tráfico. “Cuando se sale de la rotonda del Pavo Real no hay retenciones –apunta un agente municipal– pero cuando se trata de entrar en la glorieta, se pasa de tres carriles a uno y sí se forman embotellamientos”.
Es ese aumento del tráfico lo que ha hecho que las cifras del 11 no sean tan positivas como en el resto de frecuencias, y que casi se hayan mantenido con respecto al año anterior en vez de descender como el resto de las frecuencias. De todos modos, estas mismas fuentes advierten que el retraso, “de unos minutos” ha ido mejorando en el tiempo. “Lo peor fueron las rebajas. El año pasado ya lo notamos, pero entonces solo estaba abierto Ikea, y ahora también está Marineda City”.

La capacidad de los buses, todos articulados, sigue excediendo la demanda normal de los viajeros

El corte > Para solucionar problemas como estos es para lo que se emplea lo que se denomina “corte”. Para los técnicos de transporte no tiene sentido aumentar el número de buses en la línea porque se quedarían igualmente atrapados en el embotellamiento. Además, como todos los buses de la línea 11 son articulados, la oferta de plazas ya supera casi siempre la demanda de viajeros. En vez de eso, lo que se suele hacer es una especie de relevo en el que un chófer acorta la ruta para adelantar a otro que tiene problemas con su vehículo, “desde un atasco hasta una avería pasando por un accidente”, explican fuentes de la concesionaria, que niegan que “cortar” implique que los choferes tienen que recuperar el tiempo perdido por no tener ya el carril bus. “Eso se hacía antes, cuando teníamos el carril bus, y lo hacemos ahora, cuando tenemos la vía prioritaria vigilada”, aseguran. Antes, sin embargo, no contaban con los sistemas de apoyo informáticos, que les ha llevado a refinar la técnica.
Los recursos que permiten controlar a los buses son el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) y el GPS, que permiten controlar la posición de cada bus de tal manera que puede preverse cuando será necesario hacer un corte con bastante antelación. Es la mejora que aporta la informática, y no la vía prioritaria/carril bus, lo que algunos expertos consideran la razón detrás de las buenas cifras que ha presentado Flores, junto con el descenso del tráfico que se ha percibido de manera general en las calles e la ciudad y que se achaca a la  crisis.

Comentarios