lunes 21/9/20

La Fundación Remanso ingresa 12.000 euros por la recaudación de un mercadillo solidario

Tras permanecer unos dos meses abierto en la céntrica calle de Juan Flórez, el mercadillo solidario en favor de la Fundación Remanso mostró ayer de forma pública el destino de los fondos recaudados.
María del Carmen de la Iglesia e Isabel Ruiz, ayer en el Náutico	quintana
María del Carmen de la Iglesia e Isabel Ruiz, ayer en el Náutico quintana

Tras permanecer unos dos meses abierto en la céntrica calle de Juan Flórez, el mercadillo solidario en favor de la Fundación Remanso mostró ayer de forma pública el destino de los fondos recaudados. Los responsables del rastrillo benéfico, con la profesora Isabel Ruiz Apilánez a la cabeza, hicieron entrega de un cheque por valor de 12.080 euros a los representantes de la fundación

El Club Náutico fue el escenario de la entrega simbólica de un cheque, que en la práctica se traduce en que la Fundación Remanso contará con 12.000 euros más en sus presupuestos gracias a las ventas realizadas por voluntarios en el mercadillo celebrado entre los meses de noviembre y enero de este año.

Aunque unos días antes de cerrar la tienda solidaria se adivinaba complicado alcanzar las cifras de 2010 –cuando se vendieron muebles y otros muchos objetos por valor de 15.000 euros–, ya que solo se había recaudado la mitad del dinero del año anterior, estirar una semana más las ventas valió la pena porque finalmente se alcanzó la cifra de 13.580 euros.

“Hay que tener en cuenta que estuvimos tres semanas más que en 2010, hubo un parón tremendo y apenas vendimos muebles; ha sido el más duro de los últimos años”, lamenta Isabel Ruiz, consciente de que son los muebles los que podrían haber reportado mayores fondos para la iniciativa. No obstante, la venta de algunas pinturas a última hora, cuando ya estaban desmontando el local en el que estuvo el rastrillo, salvaron las cuentas.

A pesar de que la fundación se lleva la mayor parte del dinero porque el mercado se organiza en su favor, Isabel Ruiz –que lleva 21 años al frente de la iniciativa–, con el acuerdo del patronato, entregó 1.500 euros a Cáritas Interparroquial para colaborar en las necesidades que tiene la entidad y que crecen a diario por el aumento en las demandas de ayuda. Sin embargo la crisis también ha hecho daño en este sentido porque la caída de compradores supuso la reducción de otros 1.500 euros en esta donación.

Comentarios