domingo 17/1/21

La Domus enseña en fotos lo que la ciencia teje en el laboratorio

De cómo las nanopartículas magnéticas de cobalto son capaces de formar un firmamento tan estrellado como el que pintó un día Van Gogh al movimiento de la medusa Physalia physalis en una roseta en la que se tomaban muestras de agua, la exposición Fotciencia trata de acercar la ciencia en la Domus mediante el arte.
Los elementos construyen composiciones muy curiosas	Quintana
Los elementos construyen composiciones muy curiosas Quintana

De cómo las nanopartículas magnéticas de cobalto son capaces de formar un firmamento tan estrellado como el que pintó un día Van Gogh al movimiento de la medusa Physalia physalis en una roseta en la que se tomaban muestras de agua, la exposición Fotciencia trata de acercar la ciencia en la Domus mediante el arte. Con la finalidad de que la comunidad no profesional observe en un recorrido sencillo lo que la naturaleza que no se ve y la que sí puede llegar a hacer.

La muestra se compone de 50 instantáneas seleccionadas en la octava edición del concurso, donde se encuentran las ganadoras. De esta forma el visitante del museo podrá conocer en un golpe de vista “El comienzo del ámbar”, una imagen de Pedro Ramos con la que consiguió el primer premio de la Categoría General y que permite ver parte de un proceso de millones de años que empieza cuando el árbol se muere y la resina con el mosquito dentro se polimeriza. En el interior, se conservan datos como el ADN, que aportan informaciones fundamentales.

En el mismo reducto, los átomos de Cu, Ga y Se se enlazan en una fotografía, Accésit en el apartado de Micro, hasta construir una especie de pirámide cristalizada. Estos elementos están siendo investigados en la actualidad dentro del campo de la industria fotovoltaica.

Además, dos células dibujan un signo de exclamación en la propuesta de Beatriz Fernández, que dice que el resultado no es más que lo que produce la ciencia al que trabaja sobre ella. Admiración. Porque cuando experimentan y parten de una hipótesis, resulta que se topan con algo radicalmente distinto a lo esperado y normalmente más extraordinario y asombroso.

Flor del cerezo > Con motivo del “Año Internacional de la Química”, el certamen incluye un premio a mayores a la mejor imagen sobre este campo. Es así como el curioso se cruza con modelos estructurales sub-microscópicos que completan una estampa con cierto parecido a la flor del cerezo extendida. Da la sensación que la imagen es, en realidad, un papel antiguo estampado. Es por eso que la autora, Eva Terrado, titula a la pieza “Sakura”, que es como llaman en Japón a esta flor.

La muestra, que está organizada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC=), permanecerá en la Domus hasta el 19 de febrero.

En ella, la estética se alía con la ciencia a través de imágenes, que se acompañan de un comentario donde se explica el hecho que ilustran.

La colección lleva desde el 11 de diciembre de 2010 recorriendo toda la geografía española, siendo A Coruña la última parada. La idea es la de sensibilizar a la gente acerca de la importancia de la ciencia en el avance y en el día a día de la sociedad.

Comentarios