jueves 22.08.2019

La crisis también “encoge” a los paladines del lujo y del glamour

Loewe abandona su tienda en el centro y completa su traslado a El Corte Inglés
Adolfo Domínguez se queda con una tienda menos	patricia g. fraga
Adolfo Domínguez se queda con una tienda menos patricia g. fraga

Los apuros económicos de los consumidores coruñeses no solo afectan al pequeño comercio. También a las grandes firmas. En las últimas semanas tiendas de Adolfo Domínguez y Loewe han cerrado la persiana reduciendo así su oferta en la ciudad, si bien todavía quedan algunos establecimientos disponibles.

La cadena Loewe culminó ayer su mudanza a El Corte Inglés de Ramón y Cajal, donde abrió un local hace escasas semanas, con el abandono de su negocio en pleno centro. Su departamento de prensa lo confirmaba hace unos días con una escueta frase: “La tienda de plaza de Mina cerrará sus puertas el 16 de junio”. La razón de la “reubicación” es un cambio de estrategia para abrir boutiques en estas áreas comerciales de todo el país “por su privilegiada situación”.

Sin duda, esa consideración incluye el hecho de que quizá en El Corte Inglés atraigan a una mayor cantidad de consumidores procedentes de distintas localidades que la que podían conseguir en el centro. La apuesta por trasladarse ha sido clara al abrir un espacio de 60 metros cuadrados en la gran superficie y, aunque la tienda de plaza de Mina sobrevivió unas semanas, no se reponía mercancía y los escaparates estaban medio vacíos.

Otro bajo comercial que ha tenido la misma suerte es el que ocupaba la tienda del diseñador Adolfo Domínguez en el centro comercial de Elviña, que se clausuró ya hace días. Sin embargo, en este caso la situación es totalmente distinta porque no se trata de un traslado sino de un cierre definitivo.

menor oferta

El local carece ya de mobiliario y ropa y en la puerta figura un cartel que anuncia: “A partir de ahora les atenderemos en nuestras tiendas de Avenida de Finisterre, Juana de Vega y el Centro Comercial Los Cantones Village. Disculpen las molestias”. Así, la firma pasa de tener cuatro a tres tiendas en A Coruña y deja aún más abandonada la superficie comercial de Elviña, donde se han ido sucediendo los cierres.

Por contra también comercios más pequeños como Vaibén, que ayer inauguró en San Andrés, deciden cambiar de ubicación para aprovechar las zonas de paso de posibles clientes. n

Comentarios