• Miércoles, 20 de Junio de 2018

La crisis atenúa el caos de tráfico previsto en las zonas comerciales

Las vías cercanas a zonas donde se ubican los grandes comercios suelen sufrir una gran densidad de tráfico durante la Navidad como consecuencia de los compradores que acuden a las tiendas a hacerse con los regalos de Reyes. 

La crisis atenúa el caos de tráfico previsto en las zonas comerciales
la plaza de lugo registró ayer problemas por la mañana	pedro puig
la plaza de lugo registró ayer problemas por la mañana pedro puig

Las vías cercanas a zonas donde se ubican los grandes comercios suelen sufrir una gran densidad de tráfico durante la Navidad como consecuencia de los compradores que acuden a las tiendas a hacerse con los regalos de Reyes. El Ayuntamiento lo sabe y, para prevenir en la medida de lo posible embotellamientos, prepara cada año un dispositivo especial de la Policía Local. Sin embargo, este año se ha notado un descenso en el número de vehículos. Puntos como la plaza de Lugo o Ramón y Cajal, donde en otros años apenas se podía circular en coche, ahora están menos congestionados.

“Ha habido problemas puntuales esta semana y por lo menos un día de la semana pasada, pero no se ve la acumulación de otros años”, aseguraron fuentes de la Policía Local. Esto incluye los días considerados por el 092 como de nivel más alto, del 21 al 24 de este mes. Ni siquiera la carretera de Baños de Arteixo, el principal acceso al complejo comercial de Marineda City, ha registrado las grandes filas de vehículos de anteriores navidades, aunque es cierto que la rotonda de acceso se vio congestionada en algún momento durante la tarde de ayer.

Todavía es pronto para decirlo, pero lo cierto es que esta escasez de vehículos parece ser una señal que confirma los malos pronósticos que habían hecho sobre esta campaña navideña los comerciantes. El presidente de la Federación de Comercio, Miguel Agromayor, había apuntado a un descenso del 30% de las ventas este año, lo que supondría un clavo más en el ataúd de un sector muy afectado por la crisis económica.

Dispositivo

No es la primera vez que la crisis afecta al tráfico coruñés: la autoridades calcula que el número de vehículos que entra cada día a la ciudad bajó cerca de un 10% en el último año. De todos modos, continúa en vigor el dispositivo que se puso en marcha el pasado día 13 para reforzar no solo el control del tráfico sino también la seguridad ciudadana en las zonas de gran actividad comercial. Es allí donde se concentra la afluencia de personas y vehículos para las compras navideñas.

En el dispositivo estarán impulsadas todas las unidades de la Policía Local, pero especialmente los de Tráfico, que continuaron con el refuerzo de personal y patrullas del resto de unidades. A partir del día 30, se espera que el tráfico aumente, por lo menos hasta el uno de enero.