miércoles 5/8/20

La apertura de la zanja para soterrar el tendido eléctrico colapsa la salida del Liceo

Circular por Matogrande es, estos días, casi misión imposible. Y todo por el corte de parte de un carril en la calle de Sebastián Martínez Risco, frente al colegio Liceo La Paz, para continuar con la apertura de la zanja de cinco kilómetros que servirá para completar el anillo eléctrico de A Coruña

las obras provocan situaciones de riesgo potencial	patricia g. fraga
las obras provocan situaciones de riesgo potencial patricia g. fraga

Circular por Matogrande es, estos días, casi misión imposible. Y todo por el corte de parte de un carril en la calle de Sebastián Martínez Risco, frente al colegio Liceo La Paz, para continuar con la apertura de la zanja de cinco kilómetros que servirá para completar el anillo eléctrico de A Coruña, y proceder después a la retirada de la torreta de alta tensión del Castro de Elviña, sobre el que pesa una sentencia desde los años sesenta.

El caos se produce, sobre todo, a la hora de la entrada y la salida de los estudiantes al colegio, por la acumulación de vehículos en doble fila frente a las instalaciones educativas. Tal y como aparece en la web del Ayuntamiento, el carril permanecerá cortada hasta el próximo 23 de marzo.

De acuerdo con el programa de obras –financiadas por Red Eléctrica Española y que está ejecutando Gas Natural-Unión Fenosa–, la zanja parte de la zona del asentamiento arqueológico, baja por el campus de A Zapateira en dirección a la facultad de Económicas, en el Elviña, para continuar por Matogrande hasta la subestación de Eirís. A partir de ahí, la canalización continúa por la avenida de Camilo José Cela, y sigue por Salvador de Madariaga, Alfonso Molina, Joaquín Planells y la rotonda de Eduardo Diz López, para finalizar en la avenida de Arteixo.

Los trabajos durarán un año. Se calcula que los trabajos para abrir la zanja se prolongarán hasta junio y, a partir de ahí, serán necesarios otros seis meses para completar la instalación de la línea de alta tensión. Con el cierre del anillo eléctrico se dotará a la ciudad de 220 kilovatios más de potencia, que permitirán garantizar el suministro.

Comentarios