lunes 21/9/20

El kilo de sardinas se dispara hasta los 17 euros en los mercados por la falta de oferta en la Lonja

Era previsible que las sardinas subieran de precio de cara a San Juan pero contra todo pronóstico lo han hecho mucho más de lo que esperaba el propio sector vinculado a la pesca.

Ayer se registraron algunos encargos pero muchos consumidores se quejaron del elevado precio | javier alborés
Ayer se registraron algunos encargos pero muchos consumidores se quejaron del elevado precio | javier alborés

Era previsible que las sardinas subieran de precio de cara a San Juan pero contra todo pronóstico lo han hecho mucho más de lo que esperaba el propio sector vinculado a la pesca. Si a principios de semana el kilo se podía encontrar a cuatro, cinco o seis euros, ayer los costes para el consumidor final se dispararon llegando hasta los 17 euros. En la Lonja coruñesa justificaban esta situación en que “hubo poca oferta para la alta demanda”, pero lo cierto es que aún así habrá quién no renuncie a la tradición de asar un pescado junto a la hoguera. Otros se decantarán, como en años anteriores, por el más asequible churrasco.
A la flota y al público les sirvió de poco haber reservado una gran parte de la cuota de sardina para el final de la semana porque en alta mar hizo “mal tiempo” y se capturó menos cantidad de la que se esperaba, por lo que no se pudo rebajar la inflación. Y ello a pesar de que los marineros llevaban días asegurando que detectaban un mayor volumen de esta especie con respecto a otros años. Pero no fue posible subirla a bordo porque con el mar revuelto es más complicado encontrar los bancos y en las subastas de la madrugada los precios se dispararon más de lo que se pensaba. 
La pelea de los minoristas por cumplir con los encargos y disponer del pescado en sus mostradores para que todo aquel que quisiera pudiese llevarse algo a casa, culminó en precios muy altos de partida. En los mercados municipales, y después de sumar el IVA, el transporte y algún beneficio para las placeras, se alcanzaron hasta los 17 euros el kilo. Ese fue el caso de algunos negocios situados en la plaza de San Agustín, en donde ayer apenas se apreciaba gente comprando ya fuese por esos costes o porque los clientes se reservarán para ir a por los víveres de esta noche hoy mismo. En la plaza de Lugo la media a la que se ofertó el kilo de este pescado azul fue de 15 euros, aunque como es normal hubo puestos con los ejemplares un poco más caros y un mínimo más baratos.

Encargos y sustos
Con este panorama se concretaron algunos encargos pero, en una jornada de escasa afluencia, algunos consumidores se asustaban al ver los carteles clavados en el hielo. Y eso a pesar de que los 18 euros de otros años tan solo se rozaron. Pero pesaba el recuerdo de un 2017 más al alcance de todos los bolsillos.
La explicación, según el responsable del departamento de cancha de la Lonja, Ignacio Iglesias, está en que “hubo poca sardina y fue cara porque solo se descargaron sobre 14.000 kilos: poco para lo que se necesitaba”. 
Los 40 barcos que salieron al mar llegaron molestos por no haber capturado suficiente y por eso los costes en origen se vinieron arriba con cajas saliendo a 190 euros de la sala de subastas.

Comentarios