domingo 25/10/20

El juzgado autoriza a Defensa a desalojar la Fábrica de Armas en un plazo de 30 días

La concesionaria presentó de nuevo alegaciones pero animó al juzgado a que buscara él la documentación
21 agosto 2019 / 22 agosto 2019 página 3
A Coruña.- Hércules de Armamento intenta atrasar de
nuevo su desalojo de la Fábrica de Armas

Las puertas de la antigua factoría pasan la mayor parte del tiempo cerradas, pero mantienen el rótulo
Las instalaciones de la Fábrica de Armas acogerán la Ciudad de las TIC | quintana

Después de mucho esperar, la magistrada del juzgado de lo Contencioso número 4 ha dictaminado conceder al Ministerio de Defensa el derecho a 
desalojar a Hércules de Armamento de la Fábrica de Armas. Defensa tiene 30 días (contando desde ayer a las nueve de la mañana) para llevar a cabo el desalojo tras el incumplimiento por parte de la empresa de las condiciones de la concesión incluida el impago del canon. 

Hércules de Armamento había presentado alegaciones en el último momento pero animó al tribunal a que buscara él mismo la documentación que apoyara sus tesis. Sin embargo, aún puede interponer recurso de apelación en un plazo de quince días desde ayer, ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza, así que puede que esta situación, que ya se prolonga desde hace dos años, se dilate aún más en el tiempo.  

Un proyecto cuestionado 
La propia subdelegada del Gobierno, Pilar López–Riobóo, había reconocido el mes pasado que el organismo que ella preside lleva mucho tiempo trabajando para que Defensa recupere la Fábrica de Armas, después de que la empresa que dirige Ramón Mejuto fuera incapaz de cumplir con los requisitos exigidos de producción y de creación de empleo (nunca llegó a pagar una sola nómina a sus 61 empleados, que estuvieron trabajando durante más de un año). Pero el motivo de la rescisión de la concesión es que no pagó el canon a Defensa. Contando el dinero que debía a la Seguridad Social y a Defensa, Hércules de Armamento adeuda cerca de cinco millones de euros. 

El proyecto empresarial comenzó hace siete años con la oposición de los trabajadores de la anterior concesión, General Dynamics, a los que Mejuto acusó de espantar a los inversores.  Defensa inició los trámites para revertir la concesión en agosto de 2018 y ya existe un proyecto para instalar en la Fábrica de Armas la Ciudad de las TIC, un parque de nuevas tecnologías. Pero Mejuto siempre ha insistido en que tiene fe en su proyecto y que luchará para mantenerlo vivo, así que es posible que vuelva a apelar.

Comentarios