jueves 22/10/20

El juez Vázquez Taín asegura que sus libros no se basan en casos que haya instruido

El juez José Antonio Vázquez Taín Respaldó ayer al presidente del TSXG, Miguel Ángel Cadenas, en su apreciación de que las novelas escritas por instructores no deben tratar sobre casos

Taín comentó que la literatura es una “evasión”	susy suárez
Taín comentó que la literatura es una “evasión” susy suárez

El juez José Antonio Vázquez Taín Respaldó ayer al presidente del TSXG, Miguel Ángel Cadenas, en su apreciación de que las novelas escritas por instructores no deben tratar sobre casos investigados por ellos y confirmó que, en efecto, su nuevo libro no trata sobre ningún caso conocido por él.
El titular del juzgado de lo penal número dos de A Coruña participó en los Desayunos del Finisterre, organizados por la APC, para hablar sobre su última novela “Al infierno se llega deprisa”.
La historia creada por el juez que comenzó la instrucción de la muerte de Asunta Basterra en Santiago relata la desaparición de una adolescente; una circunstancia que se relaciona con la crítica que realizó hace unos días el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).  Sin citar de manera expresa a Taín, Cadenas apuntó que “el juez instructor debe realizar su función”.
“Sobre la opinión del presidente, mi más absoluto respaldo y concordancia con él, por eso busco y trato de eludir en mis novelas relación con algún caso que yo haya conocido”, explicó ayer Vázquez Taín.

discreción
Subrayó en su encuentro con los periodistas que conoce las “obligaciones como jueces, en donde la discreción es obligada” y añadió que tiene “compañeros de profesión que ya llevan cuatro novelas escritas y publicadas”.
Para él, “la literatura es una evasión, mientras que la judicatura es una necesidad” y destacó que conoce el efecto de los medios. Por eso, aseguró, “cuando llega el momento” desaparece y trata “de tener dos actividades, pero muy separadas”.
Vázquez Taín comenzó a tener una gran influencia mediática durante su estancia en Vilagarcía, donde, según recuerda, pudo “comprobar que las madres de afectados por el mundo de la droga, así como las asociaciones y colectivos, iban por delante”, mientras que los jueces iban “por detrás”.
En su opinión el sistema español “es de los más garantistas del mundo” y por eso puede suceder que los procesos sean más largos, como ocurre con el del crimen de Asunta Basterra, “en donde 36 personas son sometidas a un duro cuestionario para elegir al jurado y que no estén contaminadas”. Sobre la credibilidad de los jueces, remarcó que esta condición es fundamental para ejercer el trabajo.
A preguntas sobre la corrupción, comentó que “está generalizada y se lleva en la sangre”, aunque si ahora se conocen más casos de políticos “es porque la crisis también ayudó a destaparlos en todas las castas de la sociedad”. Como ejemplo puso sentencias que afectan a cargos públicos de alta responsabilidad, como presidentes de comunidades autónomas e incluso ministros, y, “desde luego, la respuesta de la justicia tendría que ser más ágil”, concluyó.

Comentarios