miércoles 28/10/20

Los jóvenes coruñeses comienzan a consumir alcohol a los 14 años

Los jóvenes coruñeses comienzan a consumir alcohol a los 14 años y tres de cada cuatro entre esa edad y los 18 años aseguran haber ingerido bebidas alcohólicas durante el último año.

María José Lamas, presidenta de Adafad, y la concejala Silvia Cameán
María José Lamas, presidenta de Adafad, y la concejala Silvia Cameán

Los jóvenes coruñeses comienzan a consumir alcohol a los 14 años y tres de cada cuatro entre esa edad y los 18 años aseguran haber ingerido bebidas alcohólicas durante el último año. Estos son algunos de los datos que dio a conocer ayer la presidenta de la Asociación de Ayuda A Familias de Drogodependientes (Adafad), María José Lamas, quien también explicó que se trata de la sustancia prohibida más común entre los menores de edad.
Según Lamas, más del 76 por ciento de los menores de 14 a 18 años declara haber consumido alcohol en el último año; mientras que el 65% asegura que consumieron alcohol alguna vez durante el último mes. De ellos, casi la mitad, el 44%, admite que en alguna oportunidad estuvieron borrachos, y el 21% de ellos declara que lo hicieron durante los últimos treinta días.
María José Lamas también dio a conocer que tres de cada diez consumieron alcohol en atracón, cinco copas o más en períodos no superiores a las dos horas, en la última semana. Estos datos de consumo de alcohol entre los jóvenes provocan que esta agrupación y el Gobierno municipal colaboren a través del programa “Non pases un mal trago”.

Una hora, 20 euros
Los menores de edad que sean multados por consumir alcohol tanto en la vía pública como en locales podrán evitar el pago de las sanciones, que se elevan a 200 euros, a cambio de acudir a un programa formativo y de concienciación, siempre con el consentimiento de sus padres o responsables legales. A estos se enviará un formulario junto con la multa y entonces contarán con diez días para formalizar la inscripción.
Cada hora de asistencia a este curso equivale a descontar veinte euros de la sanción impuesta, en ningún caso se podrán superar las trescientas, por lo que el programa se ha organizado en torno a una decena de actividades con cuya realización quedaría anulada la multa.
Esta asociación y el Gobierno local han programado sesiones individuales que servirán para realizar entrevistas con los menores y sus padres, mientras que después habrá horas dedicadas a actividades en las que hasta cinco jóvenes compartirán la sala.
El personal que se encargará de desarrollar estas sesiones serán dos psicólogos sanitarios y uno clínico, quienes les explicarán los riegos aparejados al consumo de alcohol, técnicas de resolución de conflictos y posibles alternativas de ocio.
Estas sesiones estarán dirigidas a concienciar sobre el consumo de alcohol entre los menores de edad a través de una “psicoeducación preventiva”, según María José Lamas. Por medio de técnicas cognitivas, conductuales y sistémicas se busca aumentar la visión de riesgo a la hora de consumir alcohol entre los jóvenes.

Educación frente a sanciones
“Cremos que a loita real e efectiva contra as adicións non se pode combater mediante multas e sancións, senón dende a educación. Non queremos criminalizar aos rapaces e as rapazas, queremos que reflexionen, que se dean conta do que implica o alcol e, sobre todo, queremos darlles alternativas”, explicó la concejala de Justicia Social y Cuidados, Silvia Cameán.
El Gobierno municipal tiene actualmente en marcha otra iniciativa, Nocturnia, encaminada a ofrecer a los jóvenes alternativas de ocio durante las tardes y noches de los fines de semana, y que se desarrolla durante dos períodos a lo largo del año.
Este programa está pensado para jóvenes de entre 12 y 30 años y cuenta con actividades específicas dirigidas a los menores de edad. En Nocturnia se realizan iniciativas principalmente relacionadas con la cultura y el deporte con las que ofrecer a los jóvenes diversas alternativas a otras costumbres como el consumo de alcohol.

Comentarios