sábado 5/12/20

José Luis Fraga y Daniel Santos llevan a Cuba sus melodías atlánticas con el Proyecto Entremares

El clarinetista-saxofonista José Luis Fraga (1988) y el guitarrista Daniel Santos (1990) forman el Proyecto Entremares y acaban de ganar el premio de Creación Joven del Injuve, lo que les ha llevado de gira a Cuba.

El clarinetista-saxofonista José Luis Fraga (1988) y el guitarrista Daniel Santos (1990) forman el Proyecto Entremares y acaban de ganar el premio de Creación Joven del Injuve, lo que les ha llevado de gira a Cuba. Los artistas, coruñés y salmantino respectivamente, presentan mañana sus creaciones en el Festival Mundial de Juventudes Artísticas y estarán el sábado en la Casa Iberoamericana, entre otros escenarios.
El grupo combina música clásica y jazz con melodías atlánticas y flamenco, un estilo propio que se guía por fandangos, mornas y fantasías y que ha encandilado a un público de todas las edades. “Este viaje surge hace más de un año, cuando una amiga se lleva consigo una copia de nuestro disco a Ecuador, a donde se fue a trabajar. Ese CD acabó en manos de un gestor cultural que colaboraba con Cuba y le encantó el trabajo, por lo que se lo hizo llegar al director artístico del Festival Mundial de Juventudes Artísticas de Holguín. Fuimos invitados y ahora pudimos hacer realidad la gira gracias al apoyo del Instituto Injuve”, recuerda José Luis Fraga, quien también agradece la ayuda de Aecid, la Embajada de España en La Habana y la Asociación Hermanos Saíz.
Fusión de culturas
De manera autónoma, el dúo ha conseguido varios conciertos en Cuba, donde se encuentran presentando “Entremares” (Youkali Music, 2017). “Sentimos una fuerte afinidad con los sonidos de las músicas del Atlántico. Yo tengo procedencia gallega y mi compañero raíces portuguesas y muchos viajes a África y Centroamérica han ido alimentando estas fusiones con influencias de Cabo Verde, Lisboa, Galicia y la Península Ibérica”, comenta el clarinetista coruñés.
El proyecto tiene, dice Fraga, “un corte muy intimista” y destaca, explica la crítica, por su uso de paisajes sonoros elaborados con “loopstation” y procesados analógicos. Es una propuesta en la que se rodean de melodías de composición propia y emplean “diferentes estilos improvisatorios, lenguajes más jazzísticos, fragmentos libres, suaves paisajes sonoros creados en vivo o masas sonoras que exploran la tímbrica de ambos intrumentos”, la guitarra y el clarinete.
Sobre lo que pretenden transmitir con sus creaciones, José Luis Fraga indica que los conciertos son “muy llevaderos” y añade que les gusta comunicarse con el público “con el fin de compartir ciertas inquietudes y experiencias musicales”. Los jóvenes músicos han completado en los últimos meses una gira por una veintena de ciudades españolas. l

Comentarios