lunes 26/10/20

José Ángel Vázquez: “Solo el 38% de los internos que salen de un centro penitenciario vuelve a reincidir”

Director de la cárcel de Teixeiro. Recién llegado a su cargo, Vázquez viene avalado por su labor 
en la prisión de A Lama, en Pontevedra, donde inauguró un módulo mixto para la convivencia de las parejas. Ahora afronta una nueva etapa en un lugar donde ya trabajó durante seis años.

El Ideal Gallego-2019-03-11-019-689d3a0f
José Ángel Vázquez Yáñez es el nuevo director del centro penitenciario | quintana

José Ángel Vázquez Yáñez ha sido funcionario de interior de prisión durante doce años, seis de ellos en el centro penitenciario de Teixeiro. Después fue subdirector de régimen en Soto del Real, director de Pereiro de Aguiar pero su último cargo fue de director de A Lama, donde creó un módulo mixto para que pudieran cohabitar parejas y que así cumplieran juntas su condena. Ahora ha vuelto Teixeiro, como su nuevo director. 

¿Cuáles son los problemas a los que se enfrentan los directores de prisión? ¿A la masificación?

Ahora mismo, no hay masificación en ninguna prisión. Ninguna como esta sobrepasa los 1.400 internos. En los últimos diez años la población reclusa bajó en más de 10.000 presos. Aquí hay más de 1.100 internos. 223 extranjeros. 
 
¿Por qué?

Sobre todo por las penas y medidas alternativas, para penas cortas y delitos que no son graves. El servicio de gestión está en el CIS de A Coruña. 

¿En qué se traduce? 

Se producen menos incidentes, la atención de los equipos técnicos es mucho mejor, y la convivencia es más ordenada. 

Pero tienen menos funcionarios. 

Venimos de unos años de crisis en los que la oferta pública de empleo se ha visto frenada. Este año y el que viene la oferta será más numerosa, pero siempre se puede mejorar.

¿Eso dificulta su labor? 

Sí, pero hay unos servicios mínimos que, en principio, garantizarían este servicio público. .

Sobre eso, ¿es verdad que pocos presos se rehabilitan?  

Hay un estudio reciente sobre reincidencia. En los últimos doce años, solamente el 38% de los internos reincidía. Es decir, más del 60% no ha vuelto a ingresar. 

Parece un buen dato.

Si cerramos el abanico a internos que han hecho algún programa, esa cifra bajaría bastante. Son cifras bastante buenas.

¿Cómo lo consiguen? 

Los centros penitenciarios tienen un amplio espacio educativo y terapéutico. El día a día de una prisión es el programa de Violencia de Género, de Agresores sexuales, deportivos, el trabajo penitenciario con empresas del exterior. Van entre 300 y 400 internos a la escuela, tenemos programas de inserción laboral (como hacemos en el módulo Nelson Mandela), un programa de salud mental... 

¿Participan muchos?

Casi el 60% de los internos están en el programa de respeto, donde se practica una corresponsabilidad de la gestión del módulo supervisada por los funcionarios para que adquieran unas conductas sociales normalizadas. A partir de ahí, los terapeutas actúan sobre problemáticas específicas.

Es una imagen muy idílica ¿Qué ocurre con lo que se ve en las películas? Lo de las violaciones en las duchas, las bandas...

Son tópicos carcelarios cinematográficos. Cada celda tiene una ducha, por ejemplo. La mayoría de los internos podrían estar solos. Los que no lo están, es porque necesitan compañía. No hay bandas porque hay 17 módulos con separación interior, y los internos divididos con perfiles. 

Sin embargo, todas las semanas los funcionarios confiscan pinchos (cuchillos artesanales).

Sí, hay presos peligrosos, pero las agresiones a funcionarios han descendido de manera significativa.

Y pasan drogas.

Es verdad que lo intentan a través de permisos o comunicarse, pero entre los funcionarios de interior y los del grupo de control tratamos de que no suceda.
 
¿Y las palizas de otros presos a los que cometen ciertos delitos?

Hay un código carcelario por el que determinados delitos están mal vistos y a veces tienes que proteger a un interno e incluso trasladarlo de centro.

¿Qué me dice de las fugas? ¿Han cavado algún túnel?

(Se ríe) En 20 años que tiene la prisión, nunca ha habido una fuga. 
 
También tienen módulo de mujeres ¿Es un ambiente distinto?

Las mujeres son menos violentas que los hombres, incluso en la tipología delictiva. Eso se nota.
 
¿Habrá módulo mixto aquí?

No lo sé, acabo de llegar.

Comentarios