Jueves 13.12.2018

Jesús Campo | “Un desvío es un mal menor porque solo es un retraso; una cancelación me parece más importante”

El director de Alvedro, Jesús Campo, trabaja ahora en un escenario decisivo para el aeropuerto tanto por el nuevo plan director como por las ayudas al aterrizaje que se van a estrenar o analizar.

Campo cree que el análisis de Palma como un posible hub de conectividad debe hacerse más adelante | patricia g. fraga
Campo cree que el análisis de Palma como un posible hub de conectividad debe hacerse más adelante | patricia g. fraga

El director de Alvedro, Jesús Campo, trabaja ahora en un escenario decisivo para el aeropuerto tanto por el nuevo plan director como por las ayudas al aterrizaje que se van a estrenar o analizar.

¿En qué situación está Alvedro y cómo se va a cerrar julio?
Estamos cerrando el mes, pero siguiendo el día a día de lo que fue sin duda va a ser un mes positivo. Sería continuista llegando a 27 meses seguidos creciendo y ya acumulando una perspectiva de que este año sea el quinto de crecimiento continuado y consecutivo. Con datos muy buenos y, además, a esto se añade que todas las compañías aéreas están creciendo en este aeropuerto, y todas y cada una de las rutas, con lo cual el dato es estupendo

¿Hay un número de pasajeros anuales previsto?
El objetivo este año sería alcanzar una buena cifra, una cifra superior a la segunda mejor cifra histórica que fue la de 2008 y ahí vamos encaminados. En 2008 hubo 1.174.000 personas. Esperamos, sin duda, alcanzarlo y que este sea el segundo mejor año de toda la historia y que el 55 aniversario del aeropuerto sea batiendo una cifra de este tipo.

¿Los usuarios ya se han estabilizado por encima del millón?
Sí, sin duda. Con este quinto año que va a ser un año bueno ya sería encadenar muchos por encima del millón con lo que ya es una cifra bastante sólida para no perderla a corto plazo.

Agosto comenzó con desvíos, ¿tiene un cálculo de cuántos viajeros se han perdido así en este 2018?
Llevamos una tasa de desvíos de un 0,5% sobre las operaciones totales. Sigue siendo una cifra que debemos de intentar bajar pero al final es una operación cada 250 aviones que movemos más o menos en el aeropuerto. Queremos seguir bajando esta cifra y en los próximos días saldrá publicada una mejora en la cabecera 21, la más próxima a la ría.

¿Supondrá una gran diferencia?
Es una mejora leve pero esperamos que algo pueda mejorar en alguna operación. Por supuesto que en los días de niebla cerrados los desvíos van a seguir. Lógicamente las condiciones meteorológicas no las tenemos bajo nuestro control. Esta bajada de mínimos en algunos desvíos en los que la visibilidad es de carácter regular puede ayudar, pero donde tenemos que focalizarnos es en la cabecera sur, que es donde se hicieron los vuelos de prueba en el mes de mayo.

¿Cuando llegarán las ayudas al aterrizaje cerca del Monte Xalo?
Estamos a la espera de que se nos convoque para la comisión de estudio sobre esas maniobras. Entendemos que Enaire lo debería hacer ahora, acabando el verano, y nos convocará a todos: aeropuerto, compañías, Aviación Civil, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea... Nos reportará un poco cómo está esto y en el caso de ser favorable me imagino que se establecerá un plan de actuación con fechas definidas para llevar todo el desarrollo de las maniobras.

¿Cómo están funcionando el nuevo vuelo a Palma de Mallorca y los trayectos a Canarias, algo más desestacionalizados?
A Canarias tenemos más tráfico este año porque también hemos abierto la horquilla de operatividad a más meses del año operando. Y de cara al de Palma de Mallorca, lógicamente, se inició con una operatividad ligera pero ahora con el verano ha subido bastante porque es lógico, es un destino muy de verano al igual que Valencia, que es empresarial y turístico pero en estos meses hemos notado que hay un repunte importante en el tráfico.

El Ayuntamiento había asegurado que Palma podía verse como un hub para dar más salidas a A Coruña porque tenía muchas conexiones a países germanos...
Palma es un destino que ha empezado hace poco y creo que los análisis en destinos que comienzan hay que dejarlos un poco porque tienen que coger varias estaciones. Si queremos tener una ruta consolidable para todo el año hay que analizar esos datos tanto en la temporada de verano como de invierno. Y a raíz de ahí habrá que ver la conectividad que tiene que ver mucho con el tema empresarial, a ver cómo evoluciona este perfil de pasajero.

¿Cómo actúan ante las cancelaciones de Vueling y de Iberia?
Este año tenemos cancelaciones que son totalmente ajenas a la meteorología y a nuestras infraestructuras, son causas internas y operativas de las propias compañías y aquí, en este sentido, por pasajeros de este aeropuerto tenemos que estar preocupados y vigilantes. Con lo cual nuestra principal misión es contactar con representantes de las compañías y ver cuáles son los motivos que están provocando estas cancelaciones y ayudar en cualquier mitigación del problema porque no me agrada que a los pasajeros se les cancelen sus vuelos. Un desvío es un mal menor porque al final es un retraso pero una cancelación me parece mucho más importante porque es dejar gente en origen.

¿En qué fase se encuentra el plan director? ¿Se están incorporando las propuestas de administraciones y trabajadores?
Todavía está en fase de alegaciones, se ha hecho una pequeña ampliación de tiempo, y hasta que esté el plazo cerrado no sabremos realmente. Desde luego las alegaciones a quien se dirigen es Aviación Civil y es quien las estudia. El plan director es muy importante y, cuando se apruebe, antes podemos empezar a trabajar sobre el desarrollo de este aeropuerto. Es un plan estratégico a medio y largo plazo que lo que pretende es anticiparse a la demanda que se prevé que llegue con el menor impacto en el entorno.

Pero contempla una ampliación, ¿Alvedro se queda pequeño?
El plan director recoge tres escenarios y se valora o se estima la capacidad de terminal en función del número de pasajeros y operaciones. En el escenario uno la capacidad de la terminal es suficiente y habría que acometer unas ligeras mejoras de no muchos metros cuadrados llegando al escenario dos.

Existe un temor a la llegada del AVE en ese borrador.
El plan director recoge este factor basándose en los antecedentes que hay en otro tipo de ciudades en las que en un principio el AVE detrajo pasaje aunque después se recuperase. Madrid es el destino principal de este aeropuerto y va a ajustar las cifras.

Hay un plan para mover la terminal de carga. ¿Es reducida para dar servicio a grandes operadores como cree el empresariado?
La terminal de carga en la actualidad está entre el 3 y el 5% de su capacidad. Yo estoy abierto y el operador de carga está abierto a que cualquier empresario venga aquí mañana y transporte su carga porque no hay un problema de capacidad. l

Comentarios