sábado 16/1/21

Inés Rey cree que el Ayuntamiento tendrá que pagar por la bajada del precio del bus

Afirma que la decisión unilateral de la Marea puede costar “mucho dinero” a las arcas municipales
Inés Rey hizo un balance de sus cien primeros días como alcaldesa | patricia g. fraga
Inés Rey hizo un balance de sus cien primeros días como alcaldesa | patricia g. fraga

El Ayuntamiento estima que la rebaja en las tarifas del autobús urbano que el anterior equipo de gobierno puso en marcha el pasado 1 de febrero de manera unilateral tendrá repercusiones económicas para María Pita.

“Probablemente cueste mucho dinero a las arcas municipales”, aseguró la alcaldesa sobre el asunto, que está a expensas de una resolución judicial después de que la Compañía de Tranvías, concesionaria del servicio, recurriese la decisión unilateral del Ayuntamiento. De hecho, la empresa solicitó al juzgado la suspensión cautelar de la medida, pero no se le concedió.

Inés Rey explicó que entre sus intenciones figura la de estudiar posibles bajadas en las tarifas del autobús urbano para mejorar el servicio, pero será una cuestión que tendrá que esperar hasta que se resuelva la reducción llevada a cabo por la Marea.

El cambio significó una bajada de 10 céntimos en el billete general, que pasó de 1,30 a 1,20 euros. La misma reducción se aplicó a los usuarios que pagan sus viajes con bonobús, por lo que el precio general se redujo de 0,85 a 0,75 euros. Por su parte, jubilados, desempleados y discapacitados pasaron a pagar 0,33 euros por viaje y los universitarios 0,30 euros.

La alcaldesa hizo un balance de los primeros cien días de gobierno y apuntó que la recuperación del carril bus se hará “ya”. Así, detalló que este asunto contará con fondos en el presupuesto del próximo año, pero no quiso detallar dónde se colocarán estas nuevas vías.

Intermodal
La estación intermodal fue otro de los temas que abordó Inés Rey durante su balance, una infraestructura que cuenta con que esté en funcionamiento en 2023. Para ello será necesario que el Ayuntamiento, la Xunta y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ejecuten las partes que les corresponden en este proyecto, que en las últimas semanas volvió a recibir un impulso y por ahora marcha sin contratiempos.

Así, detalló que ahora se están dando “pasos que no se ven pero que son importantísimos”, en referencia a los cambios urbanísticos que está tramitando el Ayuntamiento y a otras tareas que están realizando la Xunta y el Adif.

Esto es posible gracias a la recuperación del “diálogo institucional” por parte del Gobierno local con otras administraciones. “No beneficia el enrocamiento”, apuntó Inés Rey, quien defendió que las instituciones públicas deben colaborar “sean del color que sean”.

Una de las cuestiones pendientes del Gobierno local en estos primeros meses en María Pita es el plan integral de limpieza, sobre el que no quiso desvelar el coste que tendrá o cuándo podrá comenzar. El retraso lo achacó a que la “contratación no es inmediata” y que están buscando la mejor solución.

El futuro de la planta de Nostián, el refuerzo de personal en las concejalías o las escuelas infantiles municipales, para las que prevé nuevos centros aunque no concretó si serán proyectos del año que viene o más adelante, fueron otros de los temas propios del balance y de las previsiones de futuro de Inés Rey.

Vista atrás
La alcaldesa apuntó que desde que llegaron a María Pita observaron que en los últimos años hubo “bastantes cosas mal hechas, sobre todo ralentizadas”, entre las que se vieron afectadas la concesión de licencias o la contratación y lamentó la “pérdida de confianza en el funcionariado”.

Sobre el papel de la oposición desde junio, la alcaldesa destacó la actitud “positiva” del resto de formaciones y envió un mensaje ante las próximas citas electorales. Así, señaló que espera que la situación actual no se vea “empañada” por los comicios porque será “un error” de quien “tenga la tentación” de cambiar el clima.

Finalmente, sobre un reciente encuentro con el alcalde de Vigo, Abel Caballero y si le había dado algún consejo, apuntó que ella no “aspira a convertirse en una estrella del municipalismo”.

Inés Rey cree que el Ayuntamiento tendrá que pagar por la bajada del precio del bus
Comentarios