jueves 3/12/20

Industria confirma que Alcoa quedará fuera de la subasta eléctrica prevista para julio

La planta coruñesa tiene solo tres posibles compradores mientras que la de
Avilés resulta atractiva a seis inversores 

Imagen de una de las últimas manifestaciones por la ciudad | javier alborés
Imagen de una de las últimas manifestaciones por la ciudad | javier alborés

La reunión de la mesa técnica estatal sobre Alcoa celebrada ayer, en la que participaron el Ministerio de Industria, la Xunta, la multinacional y los propios trabajadores, entre otros actores, no arrojó buenos resultados para la plantilla de la factoría de A Grela. El Estado confirmó que la compañía no podrá participar en la subasta eléctrica programada para julio, lo que a ojos de empleados e instituciones pone a las fábricas en una situación poco atractiva para ser compradas, pero además se supo que de los seis inversores interesados en hacerse con los activos de la multinacional, tan solo a tres les interesa el complejo de A Coruña.


El presidente del comité de empresa de Alcoa en la ciudad, Juan Carlos López Corbacho, reconoció que en el encuentro de trabajo los representantes del Gobierno central les comentaron que Alcoa no podrá participar en la puja eléctrica de julio. Según justificaron desde Industria, “lo prohíbe la regulación de esta subasta”. Corbacho incidió en que en la anterior subasta, la empresa sí consiguió bloques de interrumpibilidad que “no ha usado” y que al renunciar a ello “incumplió” el reglamento que da pie a que pueda seguir concurriendo. 

En un comunicado, el comité reconoce haberse sentido engañado porque el Gobierno les había dicho que sí tendría la opción de participar. “Esto supone un escenario muy preocupante”, incidió el representante, que recalcó que los posibles inversores necesitan ver que contarán con un precio competitivo para reactivar el trabajo en las fábricas. 


También la Consellería de Economía e Industria reclamó al Ministerio de Transición Ecológica que “dé explicaciones” por las condiciones de la próxima subasta del servicio de interrumpibilidad, que son “mucho peores” que en la anterior.

Piden explicaciones
“Exigimos que la próxima reunión cuente con la presencia del Ministerio de Transición Ecológica, para que aclare qué gestiones ha realizado”, indicaron fuentes del departamento. “Queremos que el ministerio se pronuncie sobre el estatuto del consumidor electrointensivo y explique si tuvieron en cuenta las propuestas presentadas por la Xunta de Galicia”, reiteraron. 


Pese a todas estas críticas, según Corbacho, les aseguraron que esta variación sobre las previsiones “no va a influir sobre posibles inversores, uno porque el rearranque sería paulatino y, dos, porque iban a garantizarles un escenario a medio y largo plazo atractivo para continuar con la producción en las fábricas”. Con muchas dudas sobre ese discurso gubernamental, los trabajadores han demandado otro encuentro “a más tardar en la segunda semana de junio”. 


La idea también es que les faciliten información sobre las ofertas en firme de los seis grupos que supuestamente estarían interesados en comprarle a Alcoa las dos instalaciones que decidió clausurar. 


De cualquier modo, a priori el futuro de la infraestructura local no se ve tan positivo como el de la de Avilés si se atiende a las palabras del director general de Industria y Telecomunicaciones del Principado, Manuel Monterrey, que resaltó que en la reunión se dijo que la planta asturiana es la que tiene más pretendientes. 


Según Monterrey, el Estado cuenta con seis ofertas –todavía no vinculantes– para hacerse con el complejo avilesino, mientras que solo tres de las seis compañías querrían seguir con la actividad en el polígono industrial  y comercial de A Grela.

Comentarios