Jueves 13.12.2018

Industria y Alcoa analizarán juntos las ofertas de compra de las plantas

La multinacional advierte de que solo tendrá en cuenta las propuestas que le parezcan sólidas y viables

Los trabajadores de Alcoa en A Coruña, durante una protesta | pedro puig
Los trabajadores de Alcoa en A Coruña, durante una protesta | pedro puig

El Ministerio de Industria y Alcoa acordaron ayer en una reunión celebrada en Madrid que analizarán de forma conjunta las futuras ofertas de compra de las dos plantas que la multinacional del aluminio pretende clausurar. La de Avilés (Asturias) y A Coruña.

Para ello crearán una mesa que sirva de canal de comunicación. El gigante norteamericano advirtió de que solo venderá si recibe una oferta que sea “sólida y viable”. De hecho, la compañía había recordado recientemente que no había recibido oferta alguna de compra concreta, aunque sí hubo entidades interesadas. 

A la mesa podrán acudir los sindicatos invitados por Industria y ambas partes se comprometieron a transmitir cualquier información con la mayor celeridad posible. Esta mesa se une a la que mantiene la empresa con los sindicatos tras la apertura de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 686 empleados en ambas fábricas. Tras la reunión, los sindicatos han celebrado que Alcoa se muestre abierta a su venta y no bloquee la situación,  pero advierten que seguirán manteniendo su postura sobre la ilegalidad del ERE propuesto por la empresa para las dos fábricas.

Además, han recordado que los plazos para la negociación de la primera parte del expediente terminan el próximo 27 de diciembre, con una posible ampliación hasta el 15 de enero, por lo que consideran que se trata de una situación apremiante y hay que acelerar la búsqueda de un comprador serio. 

Iniciativa rechazada 
Mientras tanto, los grupos parlamentarios de BNG y En Marea insistían en la necesidad de aplicación del artículo 128.2 de la Constitución e intervenga las fábricas, opción que el PPdeG rechazó y  ante la que el PSdeG se abstuvo. 

La diputada del BNG, Noa Presas, declaró  que a medida que “se acerca el 27 de diciembre”, cuando comenzarían los despidos, los Gobiernos central y autonómico han recurrido más a palabras que a hechos para hallar una solución. Lamentó la “pouca transparencia e consenso” con la que han tratado esta temática.

Según ella, la solución sería intervenir la empresa puesto que “xa se ten feito en situacións similares”. Presas recordó que este precepto está recogido en la Carta Magna, “a ver si tanto celebramos os 40 anos da Constitución e somos só os do BNG os que a leemos”, ironizó. En la misma línea, el diputado de En Marea Pancho Casal también ha defendido la intervención como una “resposta real” para la situación: “Isto non é comunismo, nin bolivarismo, deixémonos de caralladas, é pedir que se aplique a Constitución española”.

Comentarios