Inditex reabre Lefties en Marineda City con el doble de espacio e imagen diáfana

La multinacional Inditex reestrenó ayer su establecimiento de la marca Lefties en el centro comercial Marineda City con el doble de superficie de la que tenía antes.

Inditex reabre Lefties en Marineda City con el doble de espacio e imagen diáfana
El público acudió al establecimiento con mucha curiosidad | quintana
El público acudió al establecimiento con mucha curiosidad | quintana

La multinacional Inditex reestrenó ayer su establecimiento de la marca Lefties en el centro comercial Marineda City con el doble de superficie de la que tenía antes. La enseña low cost del grupo no lanzó una colección específica para la inauguración, como sí han hecho otras firmas, pero aún así consiguió una gran afluencia de público en el día del estreno de la nueva imagen. La tienda recién reformada sigue en gran medida la línea del buque insignia Zara y los productos se distribuyen por un espacio limpio, con mucha iluminación y prácticamente diáfano. La apertura de ayer significó también el adiós definitivo de la compañía a uno de los que había sido punto neurálgico de venta, la céntrica calle de Torreiro.
El comercio de Lefties en Marineda City presume desde ayer de nueva imagen gracias a la ampliación del establecimiento aprovechando el cierre de la cadena C&A en el complejo de A Grela. La despedida de esta última ha implicado que Inditex pueda duplicar el espacio de exposición y atención al público, de tal manera que el personal que hasta el día 9 trabajaba en el local de Torreiro ha sido trasladado para reforzar esta nueva propuesta.

Desde primera hora de ayer la plantilla se afanaba en colocar las prendas al gusto de los consumidores, que acudieron en un buen número durante todo el día. Unos fueron porque necesitaban comprar y otros a curiosear el nuevo aspecto del negocio. Este ya llama la atención desde fuera de la plaza central de Marineda City pues cuenta con grandes escaparates y hasta cuatro entradas conectadas pero diferenciadas por público objetivo. Las clientes tienen dos puertas, mientras que tanto la sección de hombres como la de niños tienen sus propios accesos.
Eso sí, desde el principio se puede cruzar de una zona a otra y pese a que hay paredes entre espacios no hay una gran sensación de ruptura y de cambio de tienda. En cuanto al mobiliario, se ha optado por unas líneas que mezclan madera con otros materiales imitando la imagen de otras marcas de la empresa. Lo que más llama la atención es la luz, pero también la amplitud que se ha conseguido al apostar por los colores neutros, las columnas forradas de espejos y las grandes pantallas.

Esta reapertura tan exitosa supone, en paralelo, el fin de una relación entre Inditex y la calle de Torreiro. El día 9 cerró la última tienda que la compañía tenía allí, para centrar los esfuerzos en un único Lefties. Antes, ya hace años, se habían despedido de la céntrica ubicación Zara (cuyo local fue heredado por la low cost), Bershka y Massimo Dutti.