lunes 28/9/20

Inditex financia con un millón y medio de euros tres proyectos humanitarios de Médicos Sin Fronteras

Inditex firmó ayer un acuerdo con Médicos sin Fronteras (MSF) por el que destinará 1,5 millones de euros a tres proyectos humanitarios, dos en Turquía y uno en India, con el fin de proporcionar ayuda médica y humanitaria a los refugiados en la región fronteriza de Kilis, en el primer caso, y paliar la desnutrición infantil y luchar contra enfermedades endémicas en el segundo.

tubau (i) e isla, en el momento de la firma del acuerdo anunciado ayer javier alborés
tubau (i) e isla, en el momento de la firma del acuerdo anunciado ayer javier alborés

Inditex firmó ayer un acuerdo con Médicos sin Fronteras (MSF) por el que destinará 1,5 millones de euros a tres proyectos humanitarios, dos en Turquía y uno en India, con el fin de proporcionar ayuda médica y humanitaria a los refugiados en la región fronteriza de Kilis, en el primer caso, y paliar la desnutrición infantil y luchar contra enfermedades endémicas en el segundo.
El presidente de la entidad textil, Pablo Isla, fue el encargado de rubricar ayer el acuerdo con el director general de MSF, Joan Tubau.
Este convenio de colaboración  se enmarca en el acuerdo que ya firmaron ambas entidades hace más de cinco años. Desde entonces, Inditex ha proporcionado en los últimos seis años casi 12 millones de euros para financiar proyectos de MSF en países africanos como Marruecos, Malí, Somalia, Etiopía o Zimbabue, además de desarrollar algunas acciones en Grecia.

enfermedades
La acción en India, para la que se invierte medio millón de euros, está programada para el área de Dabhanga –trabajo que se inició en 2009 ya con la colaboración de Inditex–, en el estado de Bihar, que tiene frontera con Nepal, donde el índice de desnutrición entre la población infantil es muy elevado y, además, sus ciudadanos son víctimas de enfermedades endémicas como la leishmaniosis visceral, que se da concretamente en la ciudad de Vaishali.
Allí, el trabajo se encamina a reducir la morbilidad y mortalidad que genera dicha patología, conocida como enfermedad de Kala Azar, la que cobra más vidas en todo el mundo, ya que, de no tratarse a tiempo, es letal. La infección es transmitida por los mosquitos y se caracteriza por la inflamación del hígado y del bazo, así como una distensión abdominal severa, la pérdida de condición corporal, desnutrición y anemia.
Por su parte, Turquía será el escenario en el que se desenvuelva una actuación de ayuda médica y humanitaria a los refugiados de la región de Kilis, principalmente, aseguran los responsables del proyecto, a todas aquellas personas que han cruzado la frontera por sus propios medios. En este caso la empresa arteixana aporta otros 500.000 euros.
El medio millón restante que completa el acuerdo firmado ayer corresponde a un proyecto que se desarrolla en la provincia turca de Gaziantep, fronteriza con Siria, lo que la ha convertido en una zona a la que llegan muchas personas –se habla de más de 500.000– huyendo del conflicto armado. La ayuda se destinará principalmente en el entorno de las ciudades de Kilis e Isláhiye, donde se estima que se concentran algo más de 30.000 refugiados. Los médicos allí, aseguran, reciben entre 150 y 200 visitas al día.
El programa que allí se ha puesto en marcha está resultando un éxito, ya que, en sus inicios, los niños menores de cinco años que padecían una desnutrición severa alcanzaban el 4,8%, de los que, con esta actuación, más del 90% de los casos que se han tratado han culminado de manera satisfactoria. n

Comentarios