Los incumplimientos de la Marea ponen en riesgo la sintonía con el PSOE

Los socialistas advierten de que no respaldarán temas presupuestarios 
si el Gobierno local no da explicaciones

Los incumplimientos de la Marea ponen en riesgo la sintonía con el PSOE
José Manuel García considera que la Marea no está llevando a cabo las medidas acordadas | quintana
José Manuel García considera que la Marea no está llevando a cabo las medidas acordadas | quintana

Los incumplimientos de la Marea en los proyectos incorporados por el Partido Socialista en los presupuestos de los tres últimos años provocan que la sintonía de los últimos meses entre ambas formaciones pueda estar cerca de llegar a su fin.
El portavoz socialista, José Manuel García, exigió ayer explicaciones al Gobierno local sobre las razones por las que no se están llevando a cabo estas iniciativas, que sirvieron para dar su apoyo al gobierno de Ferreiro.
“O aclaran los motivos por los que no se han realizado estas actuaciones o que no cuenten con el voto del PSOE en el ámbito presupuestario”, expuso García, quien recordó que próximamente el Gobierno municipal tendrá que destinar fondos procedentes del superávit del año pasado para inversiones financieras sostenibles. 
El apoyo socialista se antoja imprescindible en este punto, como ya sucedió a finales del año pasado, cuando estos gastos se aprobaron con su respaldo, aunque después de importantes diferencias entre las partes sobre la distribución de los fondos.
Estas inversiones pueden ser uno de los puntos que peligren si la situación no se reconduce, pero no el único. También quedarían en el aire los posibles modificados de crédito que tenga que afrontar el Gobierno local, una constante durante los tres años de mandato y que salieron adelante de nuevo con los votos socialistas.

Un plan
Así, José Manuel García reclama al equipo de Xulio Ferreiro un “plan” de cumplimiento de los acuerdos alcanzados durante estos años. También especificó que no se trata de una “amenaza”, pero desea “clarificar” las condiciones para que el Gobierno local pueda seguir contando con el voto Partido Socialista en asuntos presupuestarios.
Sobre si ya había tenido la ocasión de trasladar esta inquietud al alcalde o a otros miembros del equipo de gobierno, García aseguró que el regidor “poco más o menos que no sabe dónde meterse” al ser cuestionado acerca de este tema.
El portavoz de la formación socialista puso nombre y apellido a algunas de las propuestas que habían introducido en los presupuestos de este año y los dos últimos para ejemplificar lo que está sucediendo.
Así, para las cuentas de este ejercicio el PSOE solicitó destinar 500.000 euros a becas de empleo y la renovación de los convenios con entidades de la ciudad por las mismas cantidades que el año pasado, pero ni una ni otra se están cumpliendo y los segundos no están ni firmados. “Todas las ciudades tienen becas, pero ellos no lo entienden”, dijo en relación a la Marea, y añadió que “para otras cosas tienen todo el tiempo del mundo”. 
Las negociaciones presupuestarias para este año fueron mucho menos intensas que en los dos ejercicios anteriores, ya que la formación socialista anunció desde el primer momento que no pondría muchas dificultades ni realizaría demasiadas exigencias para dar su respaldo al Gobierno local. .
La explicación para ello fue que la ciudad necesitaba contar con el presupuesto desde el inicio del año, aunque no llegó hasta febrero, y que así la Marea no tendría justificación si los datos de ejecución no acompañan.
Estos son algunos de los ejemplos más recientes, pero hay otros que se remontan a 2016. Ese año los socialistas lograron introducir en las cuentas de la ciudad una inversión de 430.000 euros para hacer realidad el distrito universitario de Os Mallos y revitalizar el barrio, pero también otras medidas como el plan de relevo generacional en el comercio, la ciudad de los niños, una biblioteca para Novo Mesoiro, mejoras de movilidad en San Agustín o el ecobarrio en Elviña.
Sin embargo, 2016 y 2018 no son los únicos años en los que las aportaciones socialistas no cuentan con una respuesta positiva por parte del Gobierno municipal, ya que sucede lo mismo con las de 2107. El año pasado, en el que las cuentas fueron aprobadas en el mes de mayo, igual que había sucedido justo un año antes, desde el Partido Socialista propusieron la renovación de los centros asociativos y cívicos de García-Sabell, A Barcarola, O Birloque y Ventorrillo. 
Además, por el momento también cayeron en saco roto las escuelas municipales de rugby y de deporte adaptado, ni se ha acondicionado el campo de fútbol de A Zapateira.

Problemas de gestión
El grupo municipal socialista reconoce que algunos de los proyectos que incluyeron en el pasado en el presupuesto sí que se abordaron, pero son una cantidad muy inferior a los que todavía están pendientes de convertirse en una realidad.
Según José Manuel García, este saldo negativo se corresponde con los “problemas de gestión” que entiende que está afrontando la Marea Atlántica durante estos tres años de mandato. Para el portavoz socialista, los proyectos se plantearon “en clave ciudad” y en respuesta a demandas vecinales y siempre al margen de intereses partidistas.