sábado 07.12.2019

Un incendio calcina el escaparate de una tienda de ropa en Ramón y Cajal

Los indicios apuntan a que los focos halógenos fueron el origen del incendio, que afectó al almacén superior
Un bombero recoge parte del material con el que sofocaron el fuego de la tienda | quintana
Un bombero recoge parte del material con el que sofocaron el fuego de la tienda | quintana

Los bomberos sofocaron un incendio que se declaró ayer en el escaparate de una tienda de ropa, Travolta, en el número 18 de la calle de Ramón y Cajal. El incendio, que tuvo lugar alrededor de la una de la tarde, provocó considerables daños en el negocio antes de que los servicios de emergencia consiguieran extinguirlo.

Afortunadamente, no hubo ninguna persona afectada por el humo. En ese momento, solo se encontraba en el interior la gerente, Ana Pose, que fue testigo de lo que ocurría: “Casi en el momento nos dimos cuenta. Empezó con humo y de repente empezó a salir la llama”.

 Según todas las apariencias, el origen del incendio hay que buscarlo en los focos halógenos que iluminaban el escaparate. “Debía estar bastante calentito”, admite Pose. En todo caso, en cuando ocurrió el incendio alertó a las autoridades y, además, cortó la electricidad. Consiguió salir mientras las llamas devoraban parte del techo.

El problema era que la cubierta era de madera y proporcionó combustible al incendio, que consiguió colarse antes el piso superior, un pequeño sobrado de metro y medio de alto que funciona como almacén, y donde se encontraba el género.

Al piso de arriba

Gran parte de la ropa almacenada se vio así afectada por el humo, como reconocieron los bomberos, que tuvieron que extinguir el incendio subiendo al piso superior para luego volver hacia la fachada. La labor en sí no requirió mucho esfuerzo, y en poco más de media hora había finalizado la intervención. El otro escaparate, situado al otro lado de la entrada, quedó intacto.

Sin embargo, el fuego no podía haber llegado en peor momento, en plena época de rebajas, como reconoció la propia Pose, resignada ante lo inevitable: “Nos fastidia bastante, ahora vamos a tener que catalogar todo la ropa pero se estropeó mucho. Lo llevaremos lo mejor posible”.

Comentarios