viernes 4/12/20

Los hosteleros critican que los bancos de La Marina impiden la carga y descarga

El sector solicita una zona de estacionamiento temporal a la 
altura de la discoteca Pelícano
Los bancos de hormigón colocados en la avenida de La Marina | quintana
Los bancos de hormigón colocados en la avenida de La Marina | quintana

Los bancos de piedra que colocó el Ayuntamiento en el tramo entre el Obelisco y la avenida de La Marina para la peatonalización de un carril afectan a la carga y descarga de las mercancías de establecimientos de hostelería y comercio. Así lo indican el portavoz de los hosteleros de La Marina, Antón Sáez, y el presidente de la Zona Comercial Obelisco, Javier Mosquera. “Las furgonetas paraban ahí para repartir mercancía en la zona de la Calle Real, además de estacionar algún momento si quedaba algo por entregar en los locales”, indica Sáez, a lo que añade que “ahora va a ser imposible”.

Por su parte, Mosquera sostiene que “de momento no se le ve mucha utilidad, ya que es algo que pone trabas para la carga y descarga y no da facilidades para trabajar”. Una alternativa que desde la hostelería de la zona solicitan es la de establecer una zona para los trabajos de reparto de mercancías en La Marina, a la altura de Pelícano. “Llevamos tiempo pidiendo que en este punto, en el que hay un montón de espacio, se pueda estacionar y, además, deberían ampliar el tiempo de descarga, porque si te queda algo por repartir después de las 11.00 horas, si paras allí un momento, entregas lo que sea urgente, y ya te marchas”, reconoce Sáez. El hostelero comenta también que el verano es una etapa en la que “los repartidores están más ajustados de tiempo” y, si bien comprende que “no se pueda circular por La Marina, “tener algún espacio para aparcar de forma momentánea sería lo idóneo”, relata.

Un garaje atrapado

Uno de estos bancos de piedra tuvo que ser retirado este martes tras impedir la salida de coches de un garaje ubicado entre los números 28 y 30 de la avenida de La Marina. En un principio el Gobierno local pensaba que este carecía de licencia al tener una placa exterior incorrecta, pero la realidad es que este aparcamiento contaba con licencia desde el año 1993. Ahora, con la retirada de la pieza de hormigón, los propietarios del garaje tendrán que cambiar la plaza por una reglamentaria.

Estos bancos tienen como objetivo garantizar una mayor seguridad para los peatones y la transformación de la zona limitará la superficie por la que circulen los vehículos en sentido salida de la ciudad. Es otro de los elementos que forman parte de la peatonalización de los Cantones y el centro de A Coruña.

Comentarios