miércoles 16.10.2019

La hostelería prevé sufrir más pérdidas económicas por la falta de una agenda municipal atractiva

El comercio no es el único sector de servicios de la ciudad que, a estas alturas, padece una cuesta de enero que parece no tener fin. Los hosteleros aseguran que este primer trimestre de 2017 está siendo “horrible” y vaticinan que seguirán sufriendo pérdidas ante la falta de organización de acciones interesantes por parte del Ayuntamiento para atraer público a la ciudad.

Las terrazas no tienen tanta afluencia de clientes como desearían los hosteleros 	pedro puigz
Las terrazas no tienen tanta afluencia de clientes como desearían los hosteleros pedro puigz

El comercio no es el único sector de servicios de la ciudad que, a estas alturas, padece una cuesta de enero que parece no tener fin. Los hosteleros aseguran que este primer trimestre de 2017 está siendo “horrible” y vaticinan que seguirán sufriendo pérdidas ante la falta de organización de acciones interesantes por parte del Ayuntamiento para atraer público a la ciudad. Así, el sector hace referencia a la Copa del Rey de Baloncesto que dejó programado el Gobierno local del PP para el año pasado, que permitió que los balances de los peores meses del año fueran bastante mejores de lo habitual.
La Asociación de Hostelería de A Coruña afirma que el bajón del consumo en estos primeros meses del año podría provocar nuevos cierres de establecimientos en un corto plazo de tiempo. El presidente del colectivo, Héctor Cañete, estima que salvo el turismo normal de épocas clave como la Semana Santa o el verano no se vivirán grandes repuntes en los balances de los locales dado que no hay eventos que “llenen la ciudad y tiren de la economía”, como ocurrió el año pasado con el campeonato de baloncesto que tuvo lugar en febrero. De hecho, este también fue valorado muy positivamente por los hoteleros, pues movilizó a cientos de personas en A Coruña durante varios días. 
“El Ayuntamiento no tiene ninguna acción prevista ni a medio ni a largo plazo”, lamenta Cañete, que asegura que a tenor de los comentarios de sus compañeros ni siquiera el Fórum Gastronómico tuvo impacto en la hostelería. “No ha tenido nada de repercusión”, reconoció.
En otras ediciones el llamado Fórum Ciudad sobrepasaba los muros de un gran espacio y permitía hacer rutas de tapas en las que se implicaba gran parte del tejido empresarial, pero este año esa actividad se limitó a un grupo reducido y a un único día en el que todo el movimiento se concentró en el Palexco.

carga impositiva
El representante de la agrupación explica que a veces da la sensación de que hay mucha gente en los bares, consumiendo, pero que esto “pasa en unos pocos lugares y en hora punta”. “No sabemos qué está pasando pero está todo muy parado, estamos fatal”, añade, asumiendo que muchos asociados están aguantando a duras penas y que si el consumo no se acelera un buen número tendrá que echar el cierre. 
“Los habrá porque no se factura y, aunque estamos esperando esa recuperación económica, la percepción general es que la economía no tira”, advierte. 
Los empresarios de este colectivo son muy críticos con las constantes cargas impositivas que tienen que asumir pues, además de todos sus gastos fijos, ahora Hacienda ya no permite el aplazamiento del IVA al que antes sí podían recurrir como una pequeña ayuda de carácter temporal. 
Tampoco les sirve el gancho de la “temporada media” que utiliza el comercio para atraer a los consumidores porque ellos no tienen margen de hacer rebajas. Al menos así lo defiende Cañete, que recuerda que los precios están congelados y “los márgenes son muy pequeños”. n

Comentarios