miércoles 21/10/20

La Hípica acoge en sus cuadras seis ponis rescatados por la Policía Local

Las instalaciones que la RSD Hípica tiene en Morás acogen a seis ponis, animales que fueron llevados por agentes de la Policía Local. Y es que desde el año pasado, la Concejalía de Medio Ambiente mantiene la política de  incautarse de animales de gran tamaño si sus propietarios incumplen las ordenanzas: no solo ponis, sino también ovejas y otras cabezas de ganado.

Una cuadra de la Hípica, con tres de los animales recuperados por la Policía Local	pedro puig
Una cuadra de la Hípica, con tres de los animales recuperados por la Policía Local pedro puig

Las instalaciones que la RSD Hípica tiene en Morás acogen a seis ponis, animales que fueron llevados por agentes de la Policía Local. Y es que desde el año pasado, la Concejalía de Medio Ambiente mantiene la política de  incautarse de animales de gran tamaño si sus propietarios incumplen las ordenanzas: no solo ponis, sino también ovejas y otras cabezas de ganado. Uno de los últimos equinos fue hallado vagando por las inmediaciones de la Tercera Ronda, y los policías municipales, convertidos en vaqueros, consiguieron capturarlo y lo confiaron al club mientras localizan a su dueño. 
No es la primera vez: los propietarios de estos animales a veces los sueltan en las zonas limítrofes de A Coruña con otros municipios del área, despreciando el peligro que supone para los propios animales y para los conductores cuando invaden las calzadas.
En esta ocasión, tres ponis se encontraban cerca de los depósitos de agua de Penamoa, pastando, cuando se recibió la primera llamada alertando de su presencia. Eran las cuatro menos cuatro pero fue imposible para los agentes capturarlos porque huyeron monte a través. Pero los agentes tuvieron su segunda oportunidad a las seis y media de la tarde, esta vez en las inmediaciones de la carretera que lleva de Visma a Mazaido, donde pastaban en uno de los islotes. 
Una patrulla solicitó la presencia de un camión pero solo consiguieron meter dentro a uno, que, mientras sus compañeros huían, cambió la libertad por la comodidad de una cuadra. 

un disparate
“Es un disparate. La gente que tiene animales debe hacerse cargo de ellos y no abandonarlos por ahí. Eso es irresponsable”, denunció Santiago Togores, presidente de la Hípica. En sus instalaciones acumulan ya seis de estos animales traídos por agentes municipales. 
“Es el Ayuntamiento el que paga su mantenimiento básico. Eso quiere decir que somos todos los que lo pagamos” 
Togores reconoce que los últimos animales que le han llegado no venían en malas condiciones, pero insiste en la responsabilidad que tienen sus dueños de “tenerlos guardados, cuidarlos y respetarlos”. En octubre, uno de los ponis que suelen vagar libres por Bens murió después de que se lo llevara por delante una mujer que se dirigía a su trabajo en Nostián al volante de su cuadriciclo y que resultó herida, de carácter leve, por lo que el dueño fue denunciado por un delito de lesiones por imprudencia. El animal resultó malherido y, tras ser examinado por un veterinario, este decidió que era necesario sacrificarlo. Los vecinos habían denunciado en varias ocasiones la situación. n

Comentarios