miércoles 21/10/20

Dos hermanas y la hija de una de ellas resultan heridas al ser atropelladas en Alfonso Molina

Dos hermanas y la hija de una de ellas resultaron heridas tras ser arrolladas por un turismo en el paso de peatones situado a la altura del número 6 de la avenida de Alfonso Molina.

Dos hermanas y la hija de una de ellas resultaron heridas tras ser arrolladas por un turismo en el paso de peatones situado a la altura del número 6 de la avenida de Alfonso Molina. Las tres tuvieron que ser trasladadas por el 061 al hospital A Coruña, una de ellas en estado grave.
El suceso se produjo sobre las cinco y media de la tarde, coincidiendo con el momento de mayor densidad de tráfico a consecuencia del partido de fútbol en Riazor. Hasta la zona se desplazaron varios agentes de la Policía Local, que a última hora de ayer continuaban investigando las causas del suceso, ya que el atropello se produjo sobre el paso de peatones, ubicado cerca de la calle de Fernández Latorre, regulado por semáforos. Las víctimas responden a las iniciales de P.B.M., de 64 años; C.I.M.M. de 60 años, estas dos hermanas, y M.J.M.B., de 38 años, la hija de una de las dos víctimas.

accidentes
No es la única incidencia que registró la Policía Local durante este fin de semana del puente de la Constitución. Los agentes detectaron dos alcoholemias positivas. En una de ellas, el conductor de 21 años y vecino de A Coruña, se vio implicado en un accidente de circulación que afectó a tres vehículos –uno estacionado–, que tuvo lugar en el número 15 de la avenida de Montserrat en la madrugada del viernes para el sábado. El 092 también denunció a otro conductor que se empotró contra un elemento fijo en el número 41 de Federico Tapia, sobre la una de madrugada del viernes, y que posteriormente se dio a la fuga. Una vez localizado, la policía le practicó la prueba de alcoholemia, en la que se constató que superaba la tasa de alcohol permitida.
Los agentes también denunciaron a un joven de 26 años por molestar a sus vecinos con el ruido procedente de un equipo musical, ya que el volumen superaba los parámetros marcados en la ordenanza municipal medioambiental. El suceso se produjo a las 08.45 horas del pasado viernes, tras las llamadas de alerta a la policía de varios vecinos de Os Mallos. Cuando los agentes llegaron al lugar comprobaron que la música se podía escuchar desde la calle. Ya en el interior de la vivienda se encontraron con varios jóvenes que estaban realizando una fiesta. Además, el 092 denunció a un hombre de 34 años por manipular residuos de un contenedor.

Comentarios